close

boceto y para qué sirve
[Total: 1   Promedio: 5/5]

Conocemos por bocetos a los trazados sobre papel que resultan en un dibujo. Este dibujo, generalmente es usado como un esquema para construir a partir de él, cualquier diseño en específico. Los bocetos tienen que cumplir con ciertos elementos básicos que se requieran para el producto final en cuestión, bien sea un sitio web, un logo, una valla publicitaria, etc.

¿Qué es un boceto y para qué sirve?

El concepto de boceto y para qué sirve tiene diversos significados y su aplicación puede ser distinta en una situación u otra. Pero, en el ámbito del diseño web por ejemplo, sirve para bosquejar en la lluvia de ideas, lo que más adelante será el trabajo terminado. A partir del boceto, es mucho más fácil hacer cambios, porque se realizan en él y no cuando estamos diseñando, por ejemplo. Es por eso que el boceto es tan importante antes de realizar un proyecto gráfico, o para presentar ideas y estas puedan ser aprobadas posteriormente.

El uso de los bocetos es muy antiguo y en la actualidad se sigue utilizando por su funcionalidad. Miles de diseñadores aprendieron a esbozar en sus lugares de estudios y tienen como patrón de creación el boceto como principal herramienta.

Bocetos en el mundo del diseño y publicidad

El boceto es un elemento clave en el mundo del diseño, donde podemos hacer un esquema preliminar de que es lo que vamos a terminar haciendo. Esto de alguna manera, reduce el tiempo de trabajo, ya que lo estamos haciendo a partir de un dibujo que se realizó con anterioridad y que no conllevó al uso de demasiadas horas para hacerlo, ya que por lo general, quienes realizan los bocetos, suelen ser por demás muy creativos y ágiles al momento de dibujar.

En el mundo del marketing, el boceto sirve como base para realizar cualquier proyecto creativo que incluya artes visuales. A partir del bosquejo se van sacando los prototipos y él elegido será perfeccionado y optimizado para que el resultado final sea el más adecuado  y deseado.

Cómo sería un boceto ideal

Principalmente debe ser realizado a escala, ya que no tendría sentido hacerlo al tamaño real del producto final porque en vez de agilizar las cosas, perderíamos más tiempo. Con bocetos a escala agilizamos la realización de los trazos y por lo tanto, será un boceto muy limpio.

En segundo lugar, todos los bocetos deben ser representativos y ojo con esto, deben por si solos mostrar la esencia de la solución gráfica, pero no la solución. En otras palabras, debe mostrar de manera simple y entendible lo que se quiere comunicar.

En tercer lugar, su realización debe ser rápida. De manera que en nuestra lluvia de ideas no se quede nada por fuera. Según expertos, en primera instancia el boceto puede ser ambiguo, pero a partir de allí, se puede desarrollar mejor la idea. Es importante que al momento de realizar bocetos no encontremos en total calma y despreocupados para que puedan fluir de un mejor modo las ideas. Muchos creativos realizan técnicas llamadas “de despreocupación” para que de esta manera sus bocetos sean más creativos y logren el objetivo que desean cumplir.

Probablemente les ha pasado que se bloquean al no poder plasmar las ideas que tienen en su cabeza y ese es buen momento para emplear la técnica de la despreocupación.

Tipos de bocetos

Existen diferentes tipos de bocetos que pueden ser usados en distintas etapas de los procesos creativos. Normalmente, se hacen sobre papel y son realizados a mano alzada. Algunos usan un soporte para realizarlos y otros usan diversos elementos para crear bocetos muy diferenciados del resto. A continuación, te mostramos algunos tipos de bocetos y para qué sirven.

Boceto mini: son bocetos muy pequeños, tienen la finalidad de buscar emplear la menor cantidad de elementos posibles para que no tenga muchos detalles.

Boceto de contorno: se usa normalmente en cine y anuncios publicitarios para hacer escenas solo haciendo los contornos para hacerlos de una manera rápida y fluida.

Boceto quemado: es el más utilizado en logotipos y su principal utilidad es que sirve para hacer un estudio eficaz de la legibilidad, contra forma y uso del espacio.

Boceto 3D o prototipo: realizado en un prototipo de papel son los principales bocetos utilizados en el design thinking.

Estos son solo algunos de los tipos de bocetos existentes, pero con esta información que te brindamos ya puedes tener bien claro que es un boceto y para qué sirve.

 

 

 

¿Qué te pareció el artículo?