close

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Las DNS de un dominio son básicamente una traducción de las direcciones IP y sirven para hacer más simple el ingreso a un servidor. DNS del inglés Domain Name System o sistema de nombre de dominio, facilitará en gran manera recordar las direcciones a las que queramos acceder o a las que deseemos que un dominio se dirija.

¿Para qué sirven las DNS de un dominio?

Los dominios son los nombres que identifican a los sitios web y las direcciones IP son los números que identifican a los servidores. Imagínense por un momento que no existieran los dominios, habría que aprenderse de memoria las IP para poder acceder a las páginas. Entonces los DNS son útiles porque enlazan los dominios con su IP correspondiente. Esto permite que cuando un usuario visita tu web y coloca el dominio, cuando le den a la tecla “enter” el DNS lo dirija correctamente al servidor donde se encuentra la página web.

¿Cómo está compuesto un DNS?

Los DNS están compuestos por tres pilares fundamentales que cumplen una función en específico, estos son:

Cliente: este realiza la petición de los nombres, es decir, nosotros mismos lo hacemos.

Servidor: son quienes responden a las peticiones y resuelven los nombres por medio de un sistema estructurado.

Zonas de autoridad: son servidores encargados de resolver un conjunto amplio de dominios determinados.

¿Cuáles son los parámetros de las DNS de un dominio?

Los DNS cuentan con una serie de parámetros necesarios para poder vincular el dominio con la dirección IP. Veamos a continuación cuales son:

NS: se refieren a los nombres de todos los servidores que determinan los DNS. Debe haber un mínimo de dos registros, el principal o master y el secundario o esclavo.

A: este es el registro que da la dirección IP sobre la dirección donde se encuentra alojado el dominio, es decir, cada uno de los dominios cuenta con un registro A que es el principal.

CNAME: este es el Canonical Name y es quien identifica los subdominios o alias que son equivalentes un dominio en específico.

MX: el Mail Exchange es el encargado de relacionar el servidor de correos al dominio.

Archivos de zona: estos archivos son los responsables de almacenar toda la configuración del dominio.

Servidor de nombres: estos direccionan tu nombre de dominio a quien controla la configuración del DNS.

¿Qué es verificar un DNS?

Se trata de corroborar que los DNS que han sido asignados a un dominio funcionan correctamente y responden a estas consultas de verificación. Al verificar el DNS pueden saber si el dominio está dirigiéndose a la dirección IP del servidor donde está alojado el sitio web.

¿Qué es comprobar un DNS?

Esto sirve para comprobar si el servidor está en funcionamiento o no está disponible en ese momento.

¿Qué es el servidor de un DNS?

Funciona respetando una estructura jerárquica y es una parte fundamental de este sistema de nombres. Para hacer una consulta de DNS por ejemplo, este los dirige en primer lugar al servidor del sistema que están distribuidos en diversas zonas del sistema y son identificados con letras desde la A hasta la letra M. De hecho, cada servidor DNS opera desde distintas partes del mundo  y están todos sincronizados gracias al direccionamiento y enrutamiento de la red Anycast.

¿Qué hacer cuando el servidor DNS no responde?

Cuando este sistema no responde no se podrá consultar ni verificar, de modo qué hay que buscar una solución, entre las más efectivas están: la verificación del puerto del DNS, debe estar abierto, ver si el nombre del dominio está bien escrito, reiniciar el servidor y comprobar que el registro del dominio haya sido efectuado efectivamente.

¿Qué te pareció el artículo?