close

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Lograr hacer un buen respaldo de tu web, es parte de las medidas de seguridad que cualquier dueño de blog debería efectuar. En este sentido, puede que tu proveedor de hosting ofrezca planes de almacenamiento conveniente, pero tienes que considerar que siempre hay riesgos; sobre todo si se tratan de servidores físicos. ¡Podría perderse información! Pero para este problema existe el almacenamiento en la nube.

El almacenamiento en la nube ofrece una serie de ventajas por sobre las opciones convencionales. Dar el salto a este tipo de tecnología solo será beneficioso, pero antes hagamos un repaso del porque absolutamente no debes en pleno 2019 fiarte de almacenamientos físicos (discos duros, servidores físicos, memorias Flash), tal como se comenta en SEMrush:

  • El almacenamiento es limitado.
  • Suelen deteriorarse, o perder datos con facilidad (fallos eléctricos, o de circuitería interna)
  • Compartir archivos para un equipo de trabajo es más engorroso con almacenamiento local.
  • Velocidad de transferencia limitada por el tipo de hardware.
  • Migrar datos se convierte en un proceso tedioso.

Ahora bien, ¿Qué es la nube? Seguramente has escuchado este término infinidad de veces. La nube es un conjunto de servicios, de almacenamiento, procesamiento, virtualización y más realizados a nivel de una red de servidores. Se busca ofrecer una experiencia similar o mejor que de forma local.

Desde la nube no solo puedes almacenar tu contenido, sino que también puedes ejecutar programas, reproducir vídeos, ver fotos y todo lo que cualquier computador pudiera efectuar de forma local. La ventaja es que no gastas espacio físico ni estás limitado a nivel de hardware. Solo necesitas una buena conexión a Internet.

Podríamos seguir con innumerables desventajas para este artículo, pero vamos a lo que vinimos; las ventajas del almacenamiento en la nube o Cloud Storage para el marketing de contenidos.

Ventajas del almacenamiento en la nube

Compartir y ofrece servicios remotos es una realidad con la nube

Cuando guardas un archivo en medios tradicionales, ya sea un servidor web o tus propios discos, será difícil que múltiples usuarios operen sobre un mismo contenido. Este tipo de soluciones es eficaz en casos puntuales, pero no para todos. Por el contrario, la nube permite que puedas accedas a un mismo contenido desde cualquier lugar del mundo, y cualquier tipo de dispositivo.

En el caso de Google Drive, o de Microsoft One Drive, los servicios van desde editar documentos, hasta realizar operaciones de soporte de un equipo a otro remotamente. De esa forma no habrá retrasos o incongruencias típicas al trabajar con contenido distribuido de forma local.

No siempre será necesario pagar, y la inversión es baja en la nube

Aunque lo más óptimo es contar con un plan pago; no siempre será necesario. Google permite que crees respaldos en la nube de hasta 15 GB por cada cuenta, y los planes disponibles son de muy bajo costo. De hecho, la inversión requerida para un buen compendio de servicios en la nube es muy baja.

Seguridad sin precedentes

Los altos niveles de seguridad de la infraestructura en la nube le permiten gozar de tranquilidad.  Cuando subes contenidos a la red de servidores, es muy difícil que sufras de ataques hackers. A diferencia del hosting tradicional, el contenido no es guardado en un solo equipo, sino que se distribuye y por ende es mucho más difícil de que sea robado.

Todo esto se traduce en mayor dificultad para que se roben los datos. En caso de pérdida de información siempre existirá un respaldo en otro de los nodos pertenecientes a la nube. Recuerda que se trata de un conjunto de servicios interconectados en tiempo real; y descentralizado.

Tu contenido nunca caducará con el almacenamiento en la nube

Los medios físicos y no distribuidos de almacenamiento se deterioran, fallan, y están limitados por velocidades de transferencia. En el caso de que tu contenido sea  guardado en un servidor, será menester que este reciba mantenimiento y ten por seguro que ocurrirán bajones en el trafico orgánico. Esto no sucede si todo es almacenado en la nube.

Los principales proveedores de Cloud Computing o Cloud Storage, permiten hasta 15 GB gratuito disponible las 24 horas del día y los 365 días del año. No habrá necesidad de mantenimiento, y en caso de expandir la capacidad, tienes hasta 10 terabytes mensuales en algunos casos. Las tarifas son bastante bajas.

Desventajas del almacenamiento en la nube

Ahora bien, no todo lo que brilla es oro; siempre habrá un par de desventajas que comentar acerca de un tipo de servicio. En el caso del almacenamiento en la nube no es la excepción, por ende, aquí los hemos recopilado.

  • Conexión necesaria a Internet.
  • La disponibilidad del contenido quedará sujeta a la tecnología usada por los proveedores.
  • Puede haber exceso de tráfico hacia un mismo archivo y se notará en el rendimiento de las operaciones.

Las desventajas son pocas pero existentes, así que considéralas antes de decidirte por cual tecnología optar en tu proyecto de marketing de contenidos. Respecto a ello, recuerda que existen varios proveedores, como Dropbox, One Drive, Google Drive, etcétera. Tomate tu tiempo y verifica las características de cada uno.

Te puede interesar: ¿Qué es un diseño web responsive?

Tags : Almacenamiento en la nubenube

¿Qué te pareció el artículo?