benchmarking

Benchmarking, ¿qué es y cómo hacer uno?

Mejorar en el ámbito empresarial implica muchísimos tipos de estrategias, segmentar a tu público, perfilar el target ideal y observar a la competencia. En este último aspecto, ¿considerarías que podrías sacar provecho de lo que tus competidores hacen? ¿Has observado y analizado lo suficiente?  De ahí parte el benchmarking del cual comentaremos toda la información. Si aún no tienes idea sobre de que trata este término y de cómo podría ayudarte, será mejor que continúes leyendo.

El benchmarking es un término usado dentro del marketing para referirse al análisis continuo de nuestros competidores para realizar comparativas. El análisis no es nada si no se le saca provecho, y, por ende, el punto clave de esta estrategia es que se conozcan las actividades del adversario, se midan y comparen con las nuestras y por ultimo se logren mejoras en el rendimiento de la empresa.

Dicho proceso debe ser continuo, ya que debes tomar en cuenta todos los servicios y productos de la compañía, compararlos con los tuyos y de ahí realizar cambios necesarios. No se trata de copiar, ¡cuidado! Sino de un proceso de aprendizaje en el que debes adaptar las fortalezas de la competencia en tu empresa.

Al momento de realizar una estrategia de marketing para tu empresa, es fundamental y necesario hacer benchmarking. Si realizas esta acción estarás al tanto de cuáles son los movimientos de tu competencia lo cual sería bastante conveniente para saber qué tipo de estrategias usar y como mejorar las actuales.

No estamos refiriéndonos a que espíes a tus competidores para copiar lo que ellos hace, de ninguna manera. Pero lo que si es cierto es que de alguna manera los mejores competidores pueden servirnos como maestros en algún momento y como saben los alumnos pueden superarlos.

Para utilizar de manera correcta el benchmarking se debe investigar exhaustivamente las actividades de tus competidores y saber qué les está funcionando y qué acciones no están dando resultados. De modo que si pretendes superarlos sepas exactamente que puedes hacer.

Entonces, lo primero que debes hacer es comenzar con tu investigación para poder tener una visión amplia del sector donde se desenvuelven tú y tu competencia, seguidamente debes analizar cuáles son las debilidades y fortalezas de tus adversarios. Luego de este análisis debes detectar cuáles son las oportunidades que tienes y adelantarte a tu competencia ejerciendo las acciones necesarias para superarlos.

¿Cómo se hace Benchmarking?

Para hacer benchmarking debes llevar a cabo ciertas acciones para que los resultados sean óptimos. Para que tengas una idea más clara de cómo debes hacerlo, te mostraremos cuáles son las acciones que debes realizar paso a paso para poder llevar a cabo tu estrategia de benchmarking.

Aspectos a analizar en el benchmarking

¿Qué elementos vas a tener en cuenta para realizar este análisis? Es importante que elijas unos cuantos y no te excedas, pues te tardarás mucho en realizar cualquier acción para superar a tu competencia.

Entre los elementos más importantes que debes tomar en cuenta están:

Redes sociales

La mayoría de empresas cuentan con perfiles en todas las redes sociales hoy en día, por lo tanto, este es uno de los elementos que debes analizar atentamente. Toma en cuenta cuáles son las redes sociales en las cuales tu competencia tiene presencia, cual es el número de seguidores que posee, qué tipo de contenidos aporta, cuál es la frecuencia de publicaciones y cómo es la interacción con el público.

Inbound Marketing

Revisa si tiene algún blog u otra plataforma donde provee de contenido de valor a su audiencia. Verifica si el contenido lo gestiona con un Content Mapping respetando la etapa de cada uno de sus usuarios. Estudia su estrategia de Newsletter y presta atención de cómo son sus formularios y llamados a la acción para captar leads.

SEO y SEM

Debes investigar acerca del tráfico de su web, así como la cantidad de keywords posicionada que tiene. También resulta interesante saber la cantidad de backlinks dirigidos al sitio web de tu empresa.

Haz la selección de los competidores

Ahora que tienes definidos los aspectos que deseas investigar a fondo, elige al competidor o a los competidores más fuertes que tengas. Es probable que pienses que este tipo de empresas que al parecer son más fuertes que tú, más allá de debilitarte, con el benchmarking pueden más bien reforzar lo que eres hasta ahora.

En esta elección debes considerar a las empresas que puedan aportarte mucho aprendizaje. Estas empresas por lo general han invertido mucho tiempo en esfuerzos, por lo cual, seguir sus pasos para intentar obtener una ventaja competitiva puede ser una estrategia eficaz.

Busca la información

Ahora, comienza a hacer la extracción de los datos más relevantes de tus competidores y ordénalos por categorías. En este punto puedes aprovechar y hacer una comparativa de estos datos extraídos con respecto al trabajo que has venido realizando en tu empresa. De esta manera puedes sacar conclusiones de tu situación actual y las diferencias que posees frente a otras empresas.

Análisis de los resultados

Como el objetivo del Benchmarking es lograr el crecimiento y superación de nuestra empresa, debemos sacar de toda esta información recabada los datos más relevantes que puedan servirnos para implementarlos en nuestras estrategias y lograr un cambio positivo en nuestra compañía.

Es importante que en algunas ocasiones no veas a la competencia solo como tu enemiga, de ella puedes sacar mucho partido y si tiene más tiempo en el mercado también puede servirte de referente. No es común que suceda esto hoy en día pues mucho desconocen de las ventajas de realizar el benchmarking. ¿Estás preparado para conocer a profundidad a tus competidores?

¿Cuáles son las ventajas del benchmarking para mi estrategia de marketing?

Los beneficios de hacer benchmarking son muchos, pero quizás no te hayas cerciorado de todos. Por ende, los hemos recopilado para ti, ¡toma nota!

  • Conocerás muchos más detalles de tu Buyer Persona, ya que posiblemente tu empresa y competidores deban compartir el mercado, enfocándose en un mismo público.¿Existe algo que atrae más público hacia la contraparte? Algo te hace falta por conocer.
  • A nivel digital, es una buena forma de obtener mejoras a nivel SEO. Analizar a la competencia te permite determinar cuáles han sido las palabras clave con mayor éxito, que tipo de tráfico es quien más visita su web, y más. Para ello existen herramientas online, tales como SemRush.
  • Te ayuda a ver tus debilidades y reformular tu estrategia de marketing.
  • Comprender a la competencia te acercará mucho más al éxito, tomando lo bueno, desechando lo malo.

¿Cuáles son los tipos de benchmarking?

Ante todo, debes considerar que existen diferentes tipos de benchmarking: interno, competitivo y funcional. Veamos detalladamente cada uno de ellos y de tal manera lograrás identificar cual es el que mejor se adapta a tu situación.

Benchmarking competitivo o externo

Quizás sea uno de los más aplicados, ya que implica el analizar a la competencia, medir los resultados y aplicar cambios. Siempre se considera el factor externo, que en este caso son las otras empresas dentro del mercado.  También se debe considerar nuestra posición, cuota del mercado, ingresos y responder a preguntas como ¿Qué es lo que hace el competidor mejor que nuestra marca?

Benchmarking interno

El benchmarking interno es aquel que se efectúa dentro de una misma empresa. Se trata de medir el rendimiento entre departamentos, sectores, delegaciones y cualquier tipo de estructura organizacional involucrada. ¿Alguna de tus sucursales funciona mejor que otras? ¿Por qué sucede esto?

Se trata de crear retroalimentación dentro de tu propia empresa; aplicando cambios a nivel interno para lograr que, en conjunto, la calidad de servicio sea igual en cada área. Requiere de muy poca investigación, ya que lógicamente es muy fácil obtener la información dentro de cada departamento.

Benchmarking funcional

El benchmarking más saludable de todos, ya que no tiende a usar comparativas con competidores. En este caso, se toma como ejemplo a los mejores exponentes de un área del mercado (cualquiera de ellas) y sus prácticas. Por ejemplo, conocer cuales han sido las estrategias de expansión o en que tipo de mercado se han enfocado, beneficios a sus trabajadores, etc.

¿Cómo puedo consolidar el benchmarking en mi empresa?

Para que el proceso de benchmarking se ejecute óptimamente, debes cumplir con todas sus etapas. Recuerda que no es algo que “se haga y ya”, ya que es un trabajo continuo en el que siempre se debe buscar la mejora. Observemos como llevarlo a cabo:

Planificar

Como en casi todas las estrategias de marketing se debe primero tener en cuenta cuales son nuestros objetivos; de ahí parte la planificación. ¿Cuáles serán las empresas con las que debo comparar? ¿Será un benchmarking interno, externo o funcional? ¿Qué datos consideraré?  Además, debes incluir las metodologías y el personal encargado para ello.

Recolectar datos

De nada sirve un benchmarking sin la recolección de datos. Mientras más enfocados sean a tus necesidades, mejores serán los resultados finales. No solo se trata de tomar “todo lo que se atraviese”, sino aquellos que realmente nos importan. Las fuentes también deben considerarse, y, por último, en qué medida deben recolectarse.

Analizar

La siguiente etapa se compone del análisis de los datos adquiridos previamente. Notarás cuales son los puntos fuertes de las otras empresas o departamentos existen (en caso de ser benchmarking interno), o bien que tanta brecha hay entre tu propuesta y la de la contraparte.

Luego de ello, se procede a considerar cuáles serán las mejoras a aplicar. ¿Qué es lo que ayudará realmente a nuestra empresa a ser diferente? De ahí puedes tomar cada nueva fortaleza del competidor y adaptarla con mejoras en tu empresa.

Ejecutar y accionar

Una vez analizados los datos y, formuladas las mejoras a implementar, se da paso a la ejecución. Como su propio nombre lo indica, se trata de la fase en la que debes accionar y llevar a cabo cambios en tu empresa, basándose en las etapas anteriores.

Seguimiento

Ya has ejecutado las acciones, ahora solo queda realizar una recopilación de los resultados obtenidos, ¿ha sido el rendimiento esperado? Si la respuesta ha sido positiva o negativa, de igual manera deberás guardar un informa en pro a realizar nuevas iteraciones del benchmarking.

Recuerda, mientras más acertada haya sido la etapa de planificación y recolección de datos, dará cabida a cambios más efectivos. El objetivo principal es mejorar el rendimiento, y si no ocurre, entonces deberás reformular las etapas anteriores. Incluso podría haber errores en la selección del tipo de benchmarking.

Te invitamos a que te involucres en el mundo del benchmarking. Es una de las técnicas con mayor impacto a nivel empresarial, es un proceso continuo que quizás no te saldrá perfecto a la primera, pero que con un par de intentos valdrá la pena.

Te puede interesar: ¿Qué es un Freelancer?

 

5 1 vote
Article Rating

También te va a interesar

Branded Content: Estrategia de mercado para cautivar

Hay una gran sobresaturación de información, por todos los medios, actualmente hay muchos vendedores y …

Subscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments