Los mejores representantes de ventas extrovertidos e introvertidos

En el mundo de las ventas todas las personalidades tienen la posibilidad de ser un buen representantes de ventas. Todos los seres humanos contamos con características diferenciadoras que nos hacen únicos pero esto no quiere decir que unos sirvan o no para algunas profesiones. Conocer muy bien el tipo de personalidad de cada uno de los vendedores que forman parte de nuestra empresa es vital, ya que así podremos darle un puesto en función a eso.

Como representante de ventas también es importante que conozcas muy bien tus características y sepas a que puestos aplicar dependiendo de tus habilidades. Esto es sumamente importante, ya que si comienzas a trabajar en un espacio de trabajo donde no te sientes cómodo podrías generar inconvenientes a la empresa y a tu situación laboral como tal.

Desde siempre, se han considerado a las personas extrovertidas mucho más aptas para los puestos de trabajo en ventas, pero no necesariamente debe ser así. De hecho, en algunas empresas las personas más introvertidas han tenido mejores resultados a la hora de tratar con clientes difíciles. De cualquier manera, si alguna persona no posee una habilidad o esta se ve reprimida por su tipo de personalidad, existen muchas maneras de resolver estos problemas y convertir a estas personas en grandes representantes de ventas sin importar si son extrovertidos o no.

¿Cuáles son las diferencias entre representantes de ventas extrovertidos e introvertidos?

Contar con representantes de ventas con distintas cualidades puede ser un punto a favor de la empresa. Los extrovertidos generalmente suelen tener facilidad para manejar grandes públicos, no se estresan al saber que tienen que tener contacto seguido con cientos de personas y probablemente muchas al mismo tiempo. Son personas que tienen mucha energía, les encanta hablar y entablar conversaciones y enlaces que pueden ser muy importantes para las empresas.

Son personas que se comunican fluidamente, mantienen excelentes procesos de ventas y concretan su mayoría, su empatía y buen desenvolvimiento juegan un papel fundamental.

En cuanto a los introvertidos, son personas que prefieren más la calma, si bien pueden atender a un público, este de preferencia puede que sea menor al que mencionamos en los párrafos anteriores. Los vendedores con esta cualidad tienen una capacidad más alta de atender las relaciones post ventas y tienen una característica muy deseada para todas las personas que es la escucha activa de las necesidades de los clientes.

Al igual que las personas extrovertidas, este tipo de vendedores también debe ser empático, aunque no hable demasiado, tiene la capacidad de conectar con los clientes y de alguna manera forma relaciones más íntimas y duraderas.

¿Qué hace tan buenos a los representantes de ventas extrovertidos?

Los representantes de ventas extrovertidos pueden ser un factor beneficioso para tratar la resolución de problemas con los clientes. Tienen la habilidad de decir las palabras correctas en los momentos correctos y pueden actuar con más rapidez que los introvertidos. A los vendedores extrovertidos les fascina estar rodeados de muchas personas y esta característica es de gran ventaja para las empresas.

Generalmente este tipo de vendedores conoce a mucha gente y se relaciona muy bien con todo tipo de público, tiene muy buen tono de voz y usa muy bien su comunicación no verbal, por lo que esto de alguna manera le facilita la tarde de generar ventas.

¿Qué hace tan buenos a los representantes de ventas introvertidos?

Tener dentro de la empresa este tipo de representantes es importante. Si bien las energías positivas y vibrantes de los extrovertidos son necesarios en las organizaciones, contar con personas llenas de calma y con una profunda capacidad de análisis en todos los ámbitos juega un papel crucial. Los representantes de ventas introvertidos cuentan con esta capacidad, ellos piensan muy bien las cosas antes de decirlas y analizan cada una de las palabras que van a decir, de manera que sus palabras no puedan generar ningún tipo de inconvenientes.

Por lo contrario, buscan darle a los clientes la mayor oportunidad posible de que este se desahogue y que posteriormente se consiga una solución a sus necesidades. Son buenos oyentes y prestan atención a cada detalle, no se olvidan de ningún aspecto importante en las ventas, lo que les da una ventaja clara al momento de crear una nueva conexión con los mismos clientes.

Extrovertidos e introvertidos

Lo ideal sería contar con personas que cuenten con un poco de cada una de estas dos personalidades, pero sabemos que pocas cuentan con esas características. Lo importante es saber colocar estratégicamente a los representantes en los puestos de trabajo y también, saber como vendedor que tipo de puesto te conviene y hacérselo saber a la persona que va a contratarte.

0 0 vote
Article Rating

También te va a interesar

Branded Content: Estrategia de mercado para cautivar

Hay una gran sobresaturación de información, por todos los medios, actualmente hay muchos vendedores y …

Subscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments