Metodología Scrum: qué es y cómo utilizarla para tus proyectos

La metodología Scrum es actualmente tendencia para la gestión de proyectos. Es un método que busca planificar tus proyectos en diferentes bloques o Sprints, de manera que puedes ir verificando cada uno e ir mejorándolo.

La metodología Scrum sirve para quienes trabajan en un sector donde el nivel de indecisión es alto y el trabajo ágil. Cuando toda empresa decide poner en marcha un proyecto es necesario que el equipo encargado necesita conocer sus tareas y los plazos que tiene para entregarlo.

Allí es donde entra Scrum, ya que te ayudará a conseguir un orden en los proyectos y determinar sus fechas de entrega, además esta metodología también permite agilizar la entrega sobre el valor del cliente en las interacciones cortas de tiempo.

¿En qué se basa la metodología Scrum?

Scrum se basa en aspectos como la flexibilidad en la adopción de cambios y nuevos requisitos durante un proyecto complejo, el factor humano, la colaboración e interacción con el cliente, también conlleva al desarrollo interactivo para conseguir de forma segura buenos resultados.

Características son las que más resaltan dentro de la metodología Scrum

Transparencia

En este aspecto todas las personas implicadas deben tener conocimiento sobre lo que ocurre en el proyecto y como ocurre, para que existe un entendimiento global de lo que se quiere alcanzar.

Inspección

Los miembros del equipo Scrum frecuentemente inspeccionan el progreso para detectar posibles problemas. Inspeccionar no se trata de realizar un examen diario, sino que es una forma de saber que está fluyendo el trabajo y que todo funciona correctamente y manera auto-organizada.

Adaptación

Si toca cambiar algo dentro de los ítems que hay, el equipo debe ajustarse para conseguir de igual forma el objetivo. Esta es la clave para conseguir éxito en proyectos complejos, donde los requisitos son cambiantes o poco definidos y en donde la adaptación, la innovación, la complejidad y flexibilidad son fundamentales.

¿Cómo lo aplicamos?

Todos los productos que se apliquen a la metodología Scrum tienen un ciclo de vida y acá te daremos las fases en las que se divide este proceso:

  • ¿Qué y quién? Se trata del producto final que vamos a obtener cuando terminemos todas las tareas indicadas en el Sprint.
  • ¿Dónde y cuándo? El tiempo que nos llevará terminar y el contenido que tenga el Sprint.
  • ¿Por qué y cómo? Las diferentes herramientas que apliquemos sobre esta metodología ágil.

Distintas etapas o eventos del Sprint

Reunión para la planificación del Sprint

Es una etapa que se utiliza para dividir el tiempo de duración del Sprint, así como el objetivo y la fecha de entrega del mismo.

Scrum diario

No es más que cuadrar entre todo el equipo para sincronizar las actividades y elaborar los planes diarios.

Trabajo de desarrollo durante el Sprint

Nos aseguramos que los objetivos se están cumpliendo, que no se producen cambios que alteran el objetivo del Sprint y se mantiene un feedback constante con el cliente o dueño del proyecto.

Revisión del Sprint

Es cuando realizas una reunión con el cliente o dueño del proyecto, en la que se estudia y revisa el Product Backlog, que es la lista de características que son prioridad y contiene breves descripciones de lo que se quiere con el producto a desarrollar. Durante esta etapa la idea es definir los aspectos a cambiar, en caso de que sea necesario.

Retrospectiva del proyecto

La idea es que el equipo tenga la oportunidad de analizar de nuevo todas las ideas del proyecto para mejorar el proceso de trabajo y así aplicar esos nuevos cambios en los siguientes Sprints.

Todas las acciones que que se realicen deben tener un control. Por eso en esta etapa es que marcarás el estado y la evolución de tu proyecto al indicar las tareas y los requerimientos que tengas pendientes para terminarlos.

Los beneficios de la metodología Scrum son amplios y repercuten en el equipo, en los Stakeholders y en la organización en su conjunto.

La metodología fomenta el trabajo en equipo, se focalizan los efuerzos en alcanzar puros objetivos en común. Es un modelo que se basa en la auto-disciplina y en la auto-gestión, lo que afecta positivamente en la responsabilidad. En el ámbito comunicativo el Scrum fomentan la comunicación entre todo el que sea parte del equipo.

Los Stakeholders, que no es más que la parte interesada, es decir todas aquellas personas u organizaciones que se ven afectadas por las decisiones de una empresa, son los que tienen el control y la transparencia del proyecto, lo que permite una mejor organización. De esta forma el cliente puede hacer un seguimiento más cercano sobre lo que pasa, sin tener que esperar el resultado final. Así se minimizan riesgos al obtener las metas intermedias.

En definitiva, la adopción de estas buenas prácticas permite reducir el tiempo de desarrollo de productos, y da más capacidad de adaptación y flexibilidad frente a un entorno y unos requisitos que se mantienen en constante cambio aumentando el valor que se aporta a los clientes.

Te puede interesar: Franquicias. Conceptos clave para una franquicia de éxito.

0 0 vote
Article Rating

También te va a interesar

Branded Content: Estrategia de mercado para cautivar

Hay una gran sobresaturación de información, por todos los medios, actualmente hay muchos vendedores y …

Subscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments