close

Marketing

¿Qué es el marketing mix y para qué sirve?

marketing mix
[Total:2    Promedio:5/5]

Encontrarás la aplicación del marketing mix en las empresas, ya que es un análisis de las estrategias internas que se desarrollan dentro de estos mismos modelos de negocios. Por lo que cada empresa analizará cuatro variables básica de su actividad. Estas son: producto, precio, promoción y distribución.

El objetivo del marketing mix es claro. Deberá aplicar el análisis para así conocer la situación real de la empresa, y a partir de allí desarrollar las estrategias específicas que ayuden a un posicionamiento posterior. El inicio de este tipo de marketing se centrará en un estudio de mercado.

Esta estrategia también la puedes conocer como las 4Ps, esto por su nombre en inglés: Price (precio), product (producto), place (distribución) y promotion (promoción). Ahora definamos cada una de las variables que analizará el marketing mix.

Precio

En este punto se establecerá la información referente al precio del producto que la empresa ofrece en la actualidad en un mercado. Debes estar consciente de que este elemento será muy competitivo en el mercado en el que se desarrolle, ya que este punto tendrá un gran poder ante la decisión del consumidor. Su importancia también se debe a que es la única de las variables en la que se genera ingresos directamente.

Ajustar el precio de un producto afectará el conjunto de estrategias que se estén planteando, al igual que la demanda del mismo producto. Esto se conoce en el mercado como elasticidad precio de la demanda. Por lo que es importante que el estratega tenga en cuenta el valor psicológico que del producto que está ofreciendo al momento de establecer el precio de venta.

Producto

Esta variable no solo implica todo lo relacionado al producto en sí, sino a todos aquellos elementos o servicios que se desprenden de él, por ejemplo: embalaje, atención al cliente, etcétera.

Cada empresa debe identificar el ciclo de vida de su producto para así estimular la demanda cuando esta baje.

También es importante que se sepa que cuando hablamos del producto no solo estamos hablando de aquellos que son tangibles, sino también los intangibles, como los servicios que estos acarrean.

Distribución

En la distribución se evaluarán los canales por los que atraviesa un producto, desde el lugar donde se crea hasta que llega a las manos del consumidor. En esta variable hablamos también del almacenaje, los puntos de venta, la relación que se tiene con los intermediarios, el poder que ejercen los mismos, entre otras cosas.

Acá los empresarios tienen que llevar una minuciosa gestión de sus inventarios para asegurarse de que haya la existencia suficiente del producto en sus negocios.

El modelo de comercio también debe de tomarse en cuenta, ya que será esencial al momento de decidir la distribución de un producto. ¿Por qué? Porque no es lo mismo una tienda física que un e-commerce.

Promoción

En esta variable se analizarán los esfuerzos que hace la empresa para que su producto se conozca en el mercado y así haya un aumento en las ventas, por ejemplo, todo lo relacionado a la publicidad, las relaciones públicas, la localización del producto, etcétera.

Es necesario que se tenga presente que una buena parte de la estrategia de promoción debe incluir un análisis del retorno de inversión o ROI. En pocas palabras, de debe evaluar si el hecho de invertir en redes sociales o en un anuncio en la radio ha generado los ingresos que se plantearon, o si la ubicación del producto en un lugar específico está rindiendo frutos.

Este tipo de evaluaciones y revisiones específicas ayudarán en el crecimiento del producto y por supuesto de la empresa, es por ello que el marketing mix es tan importante.

¿Qué te pareció el artículo?