close

[Total:1    Promedio:5/5]

Cuando ocurre un evento dentro de la cotidianidad, sea cual sea su naturaleza, es posible recopilar información. De tal manera, los centros de estudio social, económicos y científicos pueden ordenar dicha información y sustraer datos. ¿Pero qué sucede cuando no es tan fácil dicho proceso? De ahí surge el uso de herramientas avanzadas y automatizadas, para tomar lo que se denomina Big Data.

Big Data es un término relativamente nuevo, pero que en la práctica viene aplicándose hace un par de años. Se le llama así a los grandes volúmenes de datos que no pueden ser recopilados de forma tradicional, por lo que se necesita tanto personal especializado, como herramientas informáticas para ello. A su vez, se le conoce como Macrodatos.

En cuanto a que tamaño realmente tiene el conjunto de datos, para que finalmente se le llame “Big Data” es variado. Algunos expertos en el área afirman que se le puede considerar a todo conjunto a partir de los 30 terabytes. Otras fuentes como Wikipedia, indican que desde el 2012 se le conocía así a todo lo superior a 12 terabytes y que no pueda captarse de forma convencional. La realidad es que el tamaño varia, y en caso tal de que el volumen y la velocidad de crecimiento de los datos superen a las herramientas del momento, puede acuñársele el término.

Las tres características más importantes del Big Data o las tres “V”

Dicho esto, son enormes, y podríamos decir que una de las características resaltantes son las 3 grandes “V”:

  • Volumen: Los grandes volúmenes de datos son recopilados, y mientras más mejor. A través de una mayor cantidad de información será más sencillo detectar patrones.
  • Velocidad: Big Data se transmite casi a tiempo real, siendo necesario la obtención de equipo especializado. En la mayoría de los casos estos datos se almacenan en memorias no volátiles de altísima capacidad de escritura, y no en formatos convencionales.
  • Variedad: Dado a la gran variedad de información, no es posible usar un modelo de base de datos relacional o estructurado. De ahí parte el uso de metadatos (datos de datos) que permitan organizarlos de una mejor manera, y el uso de NoSQL. También hay que hacer énfasis en que los formatos recibidos por las grandes empresas no son de un solo tipo; puede haber, audio, video, imágenes, números y más.

Ahora bien, ¿Cuál es el uso real de este gran volumen de datos? Y más aún, ¿de dónde provienen? Les sorprenderá saber de dónde provienen. En primer lugar, el internet contiene millones de patrones o comportamientos dado a la enorme cantidad de usuarios que lo utilizan. Por ende, este es la principal fuente de obtención para que las empresas consideren su estudio, pero no la única.

¿De dónde provienen los datos que se consideran Big Data?

Los datos también provienen de dispositivos: smartphones, wearables (smartwatch, calzado inteligente) y todo lo que podría encajar dentro de la categoría IoT, o el Internet de las Cosas. Aún hay más, ya que no solo se obtiene toda esa información del internet, sino de personas reales y sus hábitos en la cotidianidad (que lugares frecuentan, que compran, o que comen, etcétera).

La ventaja de que las empresas utilicen estos datos es que pueden solventar problemáticas más rápidamente. Utilizando análisis de Big Data, puede generar predicciones más acertadas sobre el comportamiento de cualquier fenómeno, elemento o conjunto de población. ¿Cómo qué tipo de problemas? Supongamos que una empresa determina que en cierto periodo del año,  la población prefiere comprar alimentos enlatados en cierta zona de un país.

¿Cómo beneficiaria a tu empresa analizar este tipo de datos tan complejos?

Grandes empresas como Netflix, han podido valerse de Big Data para sobresalir en el mercado https://www.netflix.com/ve/.  Y no solo eso; P&G https://latam.pg.com/se unió al club. De hecho, para probar una nueva funcionalidad o producto, se basan en los datos recopilados de sus usuarios para su elaboración. De tal manera, la calidad y sobre todo, la experiencia de uso que ofrecen (que va de la mano con la satisfacción) son 99% o hasta un 100% acopladas al usuario.

Si tienes una empresa y aun no te has unido a la tendencia de recopilar enormes cantidades de datos, puedes ya comenzar. Necesitarás equipo, personal y herramientas especializadas como Hadoop. Además, enfocarte en conocer para que propósito usarás los datos; recuerda que no son de utilidad si no los procesas y tomas acciones o decisiones en base a ellos. De lo contrario sería material perdido.

Ahora bien, estos no son los únicos usos que su empresa o negocio podrían aplicar  con Big Data. Va más allá de lo que se cree, ya que recientes estudios han indicado que puede ayudar a prevenir ataques informáticos o, a su vez detectar comportamientos de la competencia que se consideren como “no éticos”. ¿Qué te parece?

Dado a que en pleno 2019 el análisis de estos datos apenas está tomando auge, será mejor que comiences a planificar su implementación en pro a mejorar tu estatus empresarial. Recuerda que la evolución digital es rápida, y no espera por nadie.

Tags : Análisis de datosAutomatizaciónBig DataMacrodatosVolumen

¿Qué te pareció el artículo?