close

[Total:1    Promedio:5/5]

EL Costo por lead (CPL) es el coste que se debe pagar por conseguir un cliente potencial o lead. Lo que quiere decir que un usuario se va a convertir en lead o cliente potencial cuando durante su visita va a dar la información suficiente para que pueda considerarse en un cliente potencial.

Si no es el primer término que buscas sobre el tema ya sabrás que en el marketing digital hay distintas formas de pago para las campañas. Por ejemplo:

El método CPL siempre será quien tenga mayor valor en cuanto a la venta potencial, esto aplicará para cualquier campaña de marketing online. Esto se debe a que se trata del pago por un cliente que ya se sabe que tiene interés por un producto o servicio. Es por ello que es sumamente necesario atraer tráfico de calidad a la página web.

En muchas de las campañas CPL es sumamente esencial tener un landing page orientado a la conversión, esto quiere decir, que debe estar enfocado a conseguir los datos de los clientes potenciales que estarán visitando la web, por lo que se requiere que el landing page tenga todos los medios necesarios para que el visitante pueda dejar sus datos en la página.

¿Cuándo se paga por lead CPL?

Las formas más comunes de lead son las siguientes:

  • Formulario enviado
  • Llamada de teléfono o clic en call
  • Registrarse en la web
  • Descargar un catalogo o dossier, previamente enviando algún dato de contacto

Por ejemplo, una compañía inmobiliaria que tenga un portal web, ¿cuánto podría pagar por cada formulario rellenado por un cliente potencial que quiera información sobre un apartamento?

Si te dedicas al marketing debes saber que es el costo por lead el que se está convirtiendo en el preferido por quienes contratan campañas de marketing en los buscadores SEM y quienes apuestan por el email marketing. Este es un modelo sumamente efectivo ya que se puede medir la rentabilidad de la campaña, tanto en los clientes potenciales, como en los reales.

Cada anunciante debe tener en cuenta el ratio de conversión, esto es el porcentaje de leads que serán finalmente los clientes, para que de este modo pueda contrastar el coste por lead que pagará al proveedor.

El CPL difiere del CPA en que en este último caso el visitante puede que el visitante se registre solo para que le lleguen los boletines de la marca o empresa, así como las ofertas especiales, sin que esto signifique que tenga  que comprar.

Un lead, ¿qué es?

Ahora, hemos hablado del lead, pero ¿sabes a qué se refiere este término? Un lead es aquel usuario del que tenemos su información. Es decir, es la persona que ya mostró algún tipo de interés por una marca o negocio haciendo una acción específica.

Esta acción a la que hacemos referencia puede ser rellenar un formulario en la web, descargar algún tipo de contenido o suscribirse al canal de Youtube. Cualquier usuario que pueda ejecutar este tipo de acciones se considerará lead. Ya que demostró su interés en la empresa o marca. El lead es un visitante web que puede ser altamente un cliente potencial.

¿Cómo  se calcula el CPL?

Para calcular el CPL solo necesitaremos una fórmula sencilla. Para saber cuánto se paga por lead conseguido se debe dividir la inversión que tuvo la campaña de marketing por la cantidad de lead que se generaron durante la campaña. El resultado indicará cuando te pagó por cada uno de los clientes potenciales que se registraron en la web o tuvo contacto con la empresa o marca.

¿Cuánto se paga por cada Lead?

Cuando ya se sabe qué es un lead, qué es el CPL y cómo se puede calcular, la siguiente pregunta natural es cuál es el precio ideal que se debe pagar por cada lead que consiga la marca o empresa para la que se trabaja. La respuesta perfecta y precisa no existe, ya que no hay un precio que sea el modelo de lead, pero es muy fácil calcularlo.

Primero hay que tener en cuenta que toda empresa es distinta. Es por eso que cada una debe establecer cuál será el precio máximo que está dispuesto a pagar por cada lead para tener rentabilidad. Para algunas será sumamente fácil poder invertir miles de dólares en un solo contacto, mientras que para otras con unos céntimos será suficiente.

Para poder saber cuánto se debe pagar, se deben conocer los datos de la marca o empresa. Así saber cuántos de los leads podrán convertirse finalmente en clientes y cuál es el valor de vida de esos clientes.

Un ejemplo, una empresa de tecnología. De cada 10 personas que muestran interés por los servicios, solo una se convierte en cliente, lo que representaría un 10 por ciento. Digamos la media de beneficio total por cada cliente es de dos mil dólares. En este caso, bajo ningún motivo o razón se deberían pagar más de 200 dólares por lead.

También te puede interesar: Diferencias entre CPM, CPC, CPL, CPA y CPI

¿Qué te pareció el artículo?