close

¿Qué es el costo por mil impresiones CPM?

Las siglas CPM provienen de la expresión inglesa cost per mille, lo que sería en español costo por mil impresiones. En el mundo del marketing también lo conocerás como CPT (Cost per thousand) y TAI (Thousand ad impressions).

Esta será una fórmula principal para calcular todos los costos publicitarios, tanto en imprenta, como online, televisión y radio. Para darte una idea, los precios que se dan en los anuncios de Google AdWords o Blind Network son establecidos con la fórmula CPM. Es decir, el CPM ayudará a determinar cuánto va a pagar cada anunciante al obtener mil visitas en su web por medio del anuncio o banner que haya optimizado en la campaña.

¿Cómo se puede calcular el CPM?

Ahora que ya se sabe lo básico del CPM, nos toca adentrarnos a conocer el cálculo. ¿De qué forma se hace? Lo esencial acá es saber que el tipo de contacto que se haga entre los usuarios y el anuncio como tal será la base para el cálculo. Este tipo de contacto que se ejecute por parte del usuario va a depender del medio de comunicación que se esté usando. Por ejemplo:

En la televisión el contacto será visual y será medido por el rango del programa.

Para la radio el contacto que tengan los usuarios es auditivo y también es medido por el rango del programa.

Imprenta, el contacto que se hace es medido por la circulación que el material tenga.

Online, acá se contará lo que sea el equivalente al número de las impresiones o visitas que se tengan.

Las siguientes formas también permitirán calcular el rango neto:

Rango bruto:

Esta va a ser calculado por el número total de contactos que se tengan. Es decir, en el caso de que un programa de radio sea escuchado por muchas personas en una sola oficina o lugar, o una revista que puede ser vista por diferentes pacientes en la sala de espera.

Rango neto:

Para esto se va asumir que solo una persona va a percibir el anuncio. Para poder ejemplificar esto podrías decir el caso de las visitas únicas en las páginas web.

La fórmula de la que estamos hablando es la siguiente:

CPM = costes publicitarios x 1.000 / rango bruto

Ejemplo:

Un portal web tiene un millón de visitas mensuales, los costes al mes de la publicidad hacen 10 mil dólares. Por lo que:

CPM= Costos publicitarios/rango bruto x 1.000 = 10.000$/1.000.000 x 1.000= 10$

EL CPM del anuncio sería de 10$. Por lo que el costo publicitario se calcularía así:

Costos publicitarios = 10$ x 1.000.000 / 1.000 = 10.000$

El publicista que tenga como objetivo lograr conseguir un millón de impresiones de páginas o visitas con un banner, tendrá que invertir 10 mil dólares en una campaña publicitaria, con un CPM de 10$.

Ahora, además del rango, del CPM también dependerá dónde se va a poner el anuncio y qué tipo de publicidad es. Los banners siempre serán la opción más económica frente a un tapial. También es necesario que se tenga en cuenta si un anuncio va a quedar fijo o si va a rotar entre otros anuncios, que podrían ser competidores directos o no.

Hay expertos que aseguran que el CPM de un banner podría variar, pero generalmente se podrían cotizar entre 25 y 120 dólares. Todo dependerá de los objetivos y preferencias de las marcas o empresas que desean hacer un anuncio.

Cuáles son los beneficios del CPM

Con la asistencia del CPM, los costos publicitarios pueden contarse de una forma clara y sencilla. También, los costos publicitarios en diferentes medios de comunicación pueden ser comparadas de forma fácil. Por ejemplo: con el CPM, los publicistas podrían decidir si vale la pena aumentar o disminuir algún presupuesto previsto para las campañas publicitarias en la imprenta, radio, TV o internet.

¿Hay algún inconveniente con el CPM?

No se puede analizar y evaluar la calidad de las visitas de un banner, esto debido a que es solo un indicador cuantitativo.

Es sumamente necesario en la publicidad online que el CPM sea calculado en base al número de las visitas que se tenga en el sitio web, a las impresiones o a las visitas únicas. Es por esto que se recomienda hacer encuestas y análisis de mercado para que se pueda reconocer la calidad de las visitas que se recibieron por el anuncio.

El costo por mil impresiones se va a obtener haciendo una división entre el costre entre impresiones y luego se multiplica por mil. O también se puede multiplicar el CTR por CPC por mil.

CPM =  Coste    x 1000

Las impresiones

CPM = CTR x CPC x 1000

Vamos con un ejemplo para calcular el CPM

Una campaña cuesta 520$ y tiene 12.000 impresiones, el CPM se calcularía de la siguiente forma:

CPM =  520$      x 1000

12.000

CPM = 43,33$

Si una campaña tiene un CTR de 2 por ciento (2/100 = 0,02) y un CPC de 0,34$, el CPM se calcularía de este modo:

CPM = 0,02 x 0,34$ x 1000

CPM = 6,8$

Qué tipo de anuncio conviene más en Facebook

Ahora vamos hablar de CPC versus CPM en los anuncios de Facebool. Estos anuncios van a funcionar de la mejor forma que resulte para Facebook, ya que esta red social siempre va a ganar. Pero siempre y cuando no los hagas perder, tu marca también puede ganar.

Hay dos formas de pago para poder tener un anuncio en Facebook. El primero sería el coste por clic y el otro coste por mil impresiones. Pero, para poder tener un panorama más claro, hay que preguntarse. ¿Qué tipo de anuncio conviene más? Sobre todo si el destino de un marca depende de ti.

¿Cómo funcionan los anuncios en Facebook?

Facebook Ads, el sistema de anuncios de Facebook, funciona como una subasta. Los anunciantes pujan para que sus anuncios se muestren a un grupo demográfico de su elección y Facebook exhibe aquellos que le generan mayor ganancia. La propia página recomienda una puja aproximada que también puede aumentarse para conseguir mayor distribución del anuncio.

El mayor determinante del coste que tendrán las campañas que generes para tu marca serán tus anuncios y el público al que lo vas a dirigir. Ciertos grupos demográficos son objetivos de muchas y grandes campañas, por lo que tendrán un precio más elevado. Los anunciantes que ya son expertos, que se conocen como optimizadores hacen todo su esfuerzo para realizar pruebas con pequeñas variaciones en cuanto al título y texto para que se pueda maximizar la efectividad de una campaña.

Si buscas invertir en una campaña que sea a largo plazo, te recomendamos la optimización. Esto debido a que esta buscará maximizar la efectividad que tiene tus anuncios y al mismo tiempo que se reduzcan los costes. Sin embargo, esta misma optimización puede implicar un lujo que solo los que dispongan de tiempo y dinero pueden permitirse, debido a que se requerirá hacer distintas pruebas de forma constante.

Facebook siempre va a ganar

Facebook sabe la efectividad que tienen los anuncios, ya que esto lo ha podido evidenciar miles de veces, sin embargo debe evaluar nuevamente la efectividad de los anuncios recientes durante un periodo de tiempo inicial. Dependiendo la efectividad que tengan durante esa fase, Facebook va a determinar el futuro que ese mismo anuncio tiene. Esto debido a que su objetivo será mostrar aquellos anuncios que van a generar mayores ganancias. Sea esto por CPM o por CPC.

Para tener un ejemplo de lo que estamos hablando, imagínate el siguiente panorama: si pujarte por CPC y el anuncio que hiciste tiene 10 mil impresiones, pero no se obtuvieron clics. Facebook va a retirar tu anuncio de la rotación. Esto debido a que no se están ganancias para Facebook. Sin embargo, si pujaste por CPM la misma red social va a tener garantizado un mínimo de ganancia por las impresiones que generes.

La clave acá es no hacer que Facebook pierda, de esta forma tu marca también puede obtener ganancias.

En cuanto a los objetivos que debe tener tu anuncio, es algo muy importante y siempre debes tener en cuenta. ¿Cómo lo puedes lograr? Debes tener bien claro el objetivo que quieres lograr con tu anuncio y con cuales recursos vas a contar antes de poder elegir el modo de pago para ti. A veces pasa que en Social Media se van a confundir los objetivos con las estrategias, por lo que debes tener una visión clara de lo que quieres conseguir con el anuncio para que puedas optar por una estrategia u otra. Lo cierto es que contar con una presencia de tu empresa dentro de Facbook siempre va a resultar un buen plan.

Por qué se debería elegir CPC

El CPC, es el coste por clic. Es decir, vas a tener que pagar cada vez que una persona haga clic en tu anuncio.

CPC para las conversiones y las ventas

Objetivos: aumentar las bases de fans, redirigir a los seguidores a una página que se encuentra fuera de Facebook, que se haga una compra, descarga, etc.

Esta opción te va a permitir ser muy específico en cuánto se está dispuesto a pagar cada vez que en tu anuncio se haga clic. Esto quiere decir que el anuncio que crees para tu marca puede ser miles de personas, muchas más de las que van hacer clic en él. Por lo que si nos dejamos llevar solo por la teoría, obtendrás impresiones gratis. Pero ten cuidado, esas impresiones que estás generando no siempre van añadir un valor a la campaña que hiciste.

Si no cuentas con un presupuesto grande y además eres nuevo en Facebook Ads, la mejor opción para ti es escoger CPC. Con esta no llegarás a pagar por debajo de tu puja. Pero, en caso de que tu presupuesto esté entro los cinco y 20 dólares diarios, y además no tienes tiempo para dedicarte a optimizar, lo recomendable es descantarse por CPC. De forma que no te expondrás a pagar por anuncios que tienen una efectividad baja.

También te puede interesar: Diferencias entre CPM, CPC, CPL, CPA y CPI

0 0 vote
Article Rating
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments