close

¿Qué es el rebranding y cómo utilizarlo para tu imagen de marca?

qué es rebranding
Word Cloud with Rebranding related tags

¿Sientes que tu marca necesita un resfrescamiento? Entonces debes conocer más sobre el rebranding y cómo utilizarlo para mejorar tu imagen. El rebranding es básicamente un cambio o rediseño de la imagen que tienes como marca, pero es importante que cumplas ciertas pautas y  sigas algunas reglas para hacerlo y que esta acción tenga resultados beneficiosos y no traiga consecuencias.

Probablemente sientes que la imagen de tu marca no representa realmente lo que eres o quizás sientes que tu target no te ve como realmente quieres. Puede que tu competencia tenga mucha más presencia y sientes que haciendo rebranding mejorarás tu posición y cambiará tu cuota en el mercado. Si las razones por las cuáles quieres hacer este rediseño son las correctas, es válido que hagas un cambio de 180 grados para poder calar en la mente de tus consumidores. Por eso hoy te mostramos qué es el rebranding y cuales son los pasos que debes seguir para optimizar tu imagen.

¿Qué es el rebranding?

El rebranding es un conjunto de acciones que realiza el cliente en pro de un cambio radical que necesita la imagen de su marca. Este puede incluir el cambio de nombre, de logotipo y de diseño en general.

Esta decisión suele ser bastante complicada, pues supone ciertos riesgos a los que te verías propenso si decides implementar un cambio como este. A lo largo de este post conocerás cuáles son.

Cuando el objetivo es solo un cambio de percepción de marca y los cambios son mínimos y constantes con el pasar del tiempo, puede que los riesgos no sean tan altos, pero siempre va a ser necesario crear nuevamente la consciencia de marca e informar a tu público acerca de los cambios.

Pero cuando un cambio amerita ser radical debido a factores legales o alguna causa inesperada, el trabajo puede ser arduo ya que además de hacer el cambio total, se debe hacer nuevamente el trabajo de posicionamiento de la marca, pues con una imagen y nombre nuevo será muy difícil identificarte como lo que eras.

¿Cuándo se debe hacer el rediseño?

En este proceso existen dos tipos de rebranding que están basados en el tipo de situación que pueda presentarse. El primero es el proactivo y el segundo el reactivo. Ahora te nombraré ciertas circunstancias en cada tipo donde es necesario hacer rebranding y cuales acciones debes realizar para que todo salga perfecto.

Rebranding proactivo

Este tipo de rebranding es recomendable usarlo cuando la empresa detecta que realizando una modificación logrará que la marca genere nuevas oportunidades. Los casos pueden ser:

Crecimiento: hacer un rebranding para fortalecer la marca y prepararla para competir en nuevos horizontes puede ser muy favorable.

Redefinición de los propósitos: realizar cambios en los propósitos de la empresa genera un cambio en el ADN de la misma. Por lo tanto, puede que su actual imagen no represente lo que es ahora y por eso necesite un cambio que la represente.

Ganar relevancia: cuando la marca siente que está perdiendo visibilidad y su cuota en el mercado puede utilizar el rebranding como una buena herramienta para llamar la atención de sus usuarios.

Introducción de nuevas audiencias: si estás incluyendo nuevas audiencias a tu target ya empezaste a hacer un cambio. Es necesario adaptar la imagen a estos nuevos usuarios ya que probablemente no están respondiendo a tu imagen actual. Debes hacer tu imagen más atractiva, pero sin que eso afecte a la audiencia que ya tienes actualmente.

Rebranding reactivo

Por asuntos legales: si por ejemplo te enteras de que el nombre de tu marca está siendo usado por otra empresa es necesario hacer un rebranding, ya que un pleito legal puede ser mucho más costoso y puede perjudicar muchísimo tu imagen.

Reputación negativa: cuando una marca se ve envuelta en algún tipo de escándalo de cualquier tipo, que genere una percepción negativa y por ende afecte su reputación, es necesario hacer un cambio total.

Si se pierde terreno en el mercado: si la competencia es fuerte y sientes que te están ganando la batalla y además crees que con tu imagen no puedes generar un avance, debes pensar en hacer un rebranding para estar a la altura de la situación.

Recomendaciones para hacer el cambio de imagen

Es importante que antes de realizar el trabajo de rebranding de tu marca, hagas un previo análisis de los posibles riesgos e impacto financiero que esto implica. Organiza y planifica muy bien todas tus acciones, de modo que el rediseño de tu marca genere cambios positivos y no lo contrario.

Recuerda que luego de tu cambio de 180 grados, debes comenzar con el trabajo de posicionamiento y visibilidad. Ponte creativo y piensa en las mejores estrategias para lograr el objetivo que te estés proponiendo pero siempre pensando en función de público al cual te estás dirigiendo.

0 0 vote
Article Rating
[Total: 1   Promedio: 5/5]

Ultima actualización el por 🚀 Dabelis 🔥

Subscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments