close

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Un canal de distribución es la vía o ruta que usa cada negocio o empresa para llevar sus productos al cliente, de una forma que sea completa, así como eficaz y económica. En este artículo conoceremos a detalle lo que es un canal de distribución y todo lo que implica este proceso.

Empecemos conociendo qué es la distribución. Esta será una variable que se toma en cuenta dentro del marketing. Nos va a permitir que se relacionen los sistemas de producción con los de consumo de una forma ideal. Esto se traducirá en un solo fin, que el producto pueda estar a la disposición de los consumidores, con una cantidad, lugar y momento específico y necesario.

Al poder cumplir con este fin se va a justificar la existencia de este sistema que estará de intermediario entre las empresas que cumplan el papel de productoras con los consumidores. A esto es lo que se conoce como un sistema de distribución.

Canal de distribución y sus definiciones

Ahora retomemos las distintas definiciones que existen de lo que es un canal de distribución. Esto nos ayudará a tener una idea más clara de todo este proceso.

Una de las definiciones que nos encontraremos de esto, sería la siguiente: es un sistema de relaciones que se establecen para así guiar el desplazamiento que tiene un producto. Esta es la definición que dieron Longenecker, Moore y Palich.

Hay quienes también lo pueden definir como la ruta por la que va a circular un producto, desde su origen (donde se crea) hasta que se consume o es su destino final. Este proceso va a estar formado por distintas personas y organizaciones que buscarán facilitar que el producto circule de una forma fácil hasta llegar a las manos de los compradores.

También, se puede conseguir con la siguiente definición: se denomina canal de distribución al camino que será seguido durante el desarrollo del proceso de comercialización que tiene un producto desde la fábrica hasta el consumidor final. Los especialistas de marketing también van a definirlo como una serie de funciones y organizaciones que actúan de una forma independiente, que están involucradas en el proceso de llevar un bien o servicio hasta los consumidores. Todo esto se traduciría en que el canal de distribución es un mecanismo en el cual la misma distribución va a ejecutarse de acuerdo a una función económica, de forma que siempre se buscará que se adapte a las necesidades y características que se tienen.

Cómo se clasifican los canales de distribución

Ahora que ya sabemos lo que implica un canal de distribución, detallaremos cómo se pueden clasificar estos. Todo dependerá de su longitud, de la tecnología que se use para la compra y venta, así como la forma de organización que se tenga.

Según la longitud del canal de distribución, nos encontraremos lo siguiente

Canal directo:

Este solo va a contar con solo dos entidades activas, una será el fabricante y la otra el consumidor final. Esto podría verse en una banca, por ejemplo. Es muy común que identifiquemos este tipo de canal en los servicios.

Canal corto:

En este participarán tres agentes: fabricante, detallista y el consumidor final. Es muy común identificar este tipo de canal de distribución en los sectores donde la oferta se centra en los fabricantes, como en los detallistas. Es decir cuando un detallista ya es una empresa grande y los fabricantes no son muchos.

Canal largo:

En este cuatro o más niveles que tendrán participación: fabricante, mayorista, minorista y consumidores. Este va a estar presente en los sectores donde la oferta y la demanda está fraccionada.

Según la tecnología de compra y venta:

Canales tradicionales:

Para poder identificar esto hay que saber que estos son los que aún no han incorporado las tecnologías avanzadas para realizar las operaciones de intercambio.

Canales automatizados:

Para estos la tecnología es un medio esencial y básico para hacer sus relaciones de intercambio. Un ejemplo claro de estos serían los cajeros automáticos.

Canales audiovisuales:

Estos van a combinar distintos medios, por ejemplo, la televisión sería un medio divulgador-informador, el teléfono se puede usar como medio para comunicarse con el comprador y las empresas que trasladan los productos.

Canales electrónicos:

Acá nos encontraremos con los modelos que van a combinar el teléfono con la informática, esto sería por medio del internet.

Según la forma de organización

Canales independientes:

No cuenta con relaciones organizadas entre sus procesos.

Canales administrados:

Acá se van a presentar dos características claves:

Una a más instituciones que forman un mismo canal tiene un poder que les permite tener influencia en las decisiones que pueden ser tomadas por los otros miembros del mismo canal. Eso podría ser debido a su tamaño o competencias.

Las instituciones van a sacar provecho del poder con el que cuenta para así hacer sus programas, de forma que se asegure una coordinación de las actividades que tiene con los distintos miembros del canal.

¿Qué te pareció el artículo?