folleto informativo

¿Qué es un folleto informativo y para que sirve?

Un folleto informativo es un documento que sirve para informar acerca de cualquier tema que se quiera comunicar. Generalmente se realizan con pocas páginas y su principal uso es divulgar algún acontecimiento o evento, pero también se una como método para difundir las características de un nuevo producto o servicio de una empresa.

Los folletos suelen ser bastante sencillos pero permiten mostrar en ellos todos los atributos de tu marca o del producto que estés promocionando.

¿Qué es un folleto informativo?

En el ámbito publicitario, un folleto informativo puede servirte como un elemento descriptivo de algún nuevo producto o servicio que quieras lanzar al mercado. En él, deberás poner toda la información necesaria para que los lectores tengan claro que es lo que estás ofreciendo y cuales son todos sus atributos.

También puedes usar estos folletos para dar a conocer información acerca de tu empresa y su filosofía a nuevos empleados por ejemplo.

¿Pará qué sirve un folleto informativo?

El folleto informativo cumple la función principal de ofrecer información de la empresa o alguno de sus productos o incluso eventos o lanzamientos al público. Realmente sirve para informar de cualquier cosa que desee la empresa.

Es necesario que los folletos informativos sean bastante sencillos y entendibles para que la información expuesta allí sea totalmente digerible.

Este puede convertirse en otro canal de comunicación de cualquier empresa y puede atacar otros segmentos en el mercado, de manera que la compañía contará con mayor exposición y aumentará las posibilidades de llegar a más personas.

¿Cómo diseñar el mejor folleto para mi empresa?

Si has decidido usar los folletos informativos en tu empresa, debes saber que esto formará parte de tu estrategia comunicacional offline. Esta herramienta es de gran alcance y perdurable, ya que no se perderá en el mar de información del mundo online y quienes lo tengan en sus manos pueden visualizarlo fácilmente sin ningún tipo de interferencia como podría suceder en la en la web.

Si deseas que tus folletos informativos sean increíbles debes seguir al pie de la letra los lineamientos necesarios para que el diseño sea el adecuado, así que toma nota de los siguientes consejos para que crees los más fantásticos.

Haz un plan estratégico

Lo primero que debes hacer es diseñar un plan estratégico para la elaboración de tu primer folleto informativo. En él deben estar incluidos principalmente el público al que vas dirigido y el objetivo que deseas cumplir con este documento. Además, que tipo de información vas a colocar, como vas a estructurarlo, que estilo usar y lo más importante, donde vas a distribuir este folleto.

Diseño y formato

Piensa en que diseño realizarás y cuál es el formato que llevará el folleto. Recuerda que debes pensar siempre en tu audiencia antes de crear cualquier pieza publicitaria o informativa. También debes tener en cuenta los dobleces y la funcionalidad del folleto para que no sea tan complicada su impresión.

El material de impresión

Te recomendamos usar un material grueso para evitar arrugas y generar una imagen impactante. Olvídate de usar materiales económicos que al final solo terminan siendo frágiles y dejando a tu empresa con una mala imagen. Como de seguro has escuchado, lo barato sale caro, así que esfuérzate para que tus clientes tengan en sus manos un increíble folleto que te represente como marca.

El contenido

Llegamos a un punto fundamental de tu folleto informativo: el contenido. De nada sirve tener el mejor diseño y el material de impresión de más alta calidad si lo que le ofreces al lector no le aporta ningún valor. Esta también es una estrategia de contenidos, solo que en el ámbito offline, por lo que debes hacer tu mayor esfuerzo por proporcionarle a tus clientes la información más completa y bien desarrollada posible. Recuerda que la escritura debe ser creativa y debes invitarlos a que sigan leyendo tu folleto.

Apóyate en imágenes

Puedes incluir dentro de tu folleto imágenes que complementen el texto, también puedes optar por hacerlo tipo tipo de infografía, solo debes tener en cuenta todos los elementos que vas a utilizar y colocarlos todos en una carpeta con los recursos que serán necesarios para la realización de esta pieza.

Sin duda el uso de folletos puede ser una gran ventaja frente a la competencia, bien sea que vayas a dar información de tu empresa o de tus productos en específico debes siempre tener en cuenta el target y el estilo de tu compañía. No lo dejes al azar y organiza muy bien este proyecto, incluye a tu equipo de diseño para juntos realicen el folleto informativo perfecto.

Lo que tienes que saber para hacer un folleto de marketing

Cuando se habla del folleto de marketing se está hablando de uno de los trucos más usado en el marketing. Esto no se trata de una nueva estrategia, de hecho es vieja, pero no por eso deja de ser útil.

Algunos creerán que las prácticas tradicionales del marketing deben descontinuarse debido a que lo digital está dominando en este momento. Lo cierto es que los medios físicos del marketing siguen siendo poderosos. Una de las ventajas que proporciona el folleto de marketing es que es más fácil de recordar, pueden resultar persuasivos y puede guiar más el comportamiento de los clientes potenciales que los medios digitales.

Para que puedas hacer un folleto de marketing tienes que tener en cuenta distintas características. Estas son las siguientes:

Definir el público al que quieres llegar con el folleto

Antes de comenzar a pensar en el diseño de tu folleto, tienes que entender algunos aspectos relacionados con tu cliente y sus objetivos.

Igual que en otros materiales del marketing. Tu folleto de marketing debe estar plasmado de la siguiente forma:

Orientarse a un segmento específico del mercado

Ser dirigido a lograr unas métricas específicas.

Ya sea que estés segmentando a tu mercado por su edad, los ingresos que tienen, su ciclo de compra, la ubicación que tienen o sus gustos de moda; debes diseñar tu folleto de marketing pensando en un segmento de clientes específico. Esto también debe hacerse cuando estés escribiendo el texto que será plasmado en el folleto, como también en las fotos que pongas en uso.

Hablemos de ejemplos, si quieres un folleto de marketing para una aseguradora de hogares, este va a estar orientado a los dueños de viviendas que tengan entre 60 a 85 años, el diseño o folleto que hagas debe ser diferente al que le darías a uno que esté orientado a las personas que tengan entre 25 y 40 años.

Por lo que el primer paso que debes dar cuando estás aprendiendo el proceso de la creación de un folleto para marketing es que debes tener claro a quién lo quieres dirigir. En el caso de quererse dirigir a más de un grupo de clientes, no hay de qué preocuparse, hay que buscar un diseño sencillo que pueda ser adaptable a las personas a las que se quiere llegar.

Identifica una métrica medible que se quiera impulsar con el folleto

Lo que se quiere es que te plantees cómo estás usando el folleto para que los clientes potenciales se sientan motivados en hacer una acción específica que quieras. Por ejemplo, ir a tu tienda, suscribirse en algún servicio, etc.

En caso de querer que se generen más citas de consulta para tu servicio. Puedes crear folletos que logren destacar el beneficio que puede tener tu cliente yendo a tu consulta. Es necesario que le proporciones la información necesaria para que pueda establecer el contacto y pueda hacer la reserva que quieres.

Otro caso. Si vas a estar en una feria con un stand de tu empresa. El folleto que crees debe mostrar el nuevo producto que tienes y que estará disponible en tu empresa o en la tienda web, donde se puede conseguir. Incluso puedes incluir en él un cupón de descuento.

De querer llevar a la gente a que vea tu nueva tienda online. Puedes crear folletos que tengan un código de promoción, para aquellos clientes que entren por primera vez a tu portal.

En resumen, la clave de hacer que un folleto de marketing sea exitoso es que tenga enfoque. Debe concentrarse en las necesidades y los deseos que tiene el segmente específico que se tiene en el mercado. Y, obviamente, activar que estos cumplan con alguna acción.

Hacer un mensaje orientado y pensado específicamente para el diseño del folleto

Una vez que ya tengas pensado el enfoque y que este sea claro, será el momento de escribir un texto. La estructura que este folleto debe tener va a servir como guía todo lo que está involucrado con el proceso de redacción. Lo que quiere decir que, es necesario que se entienda que se debe poner de primero, qué en el medio y qué va a estar en la parte posterior del folleto de marketing. Ten en cuenta esto:

Ten un solo mensaje, que sea claro en la portada.

La portada deba ser llamativa para el lector. Todo lo que se ponga en esa página debe incentivarlo a que pase la página.

Debes ser claro en la forma en la que piensas cubrir las necesidades presentes en tus clientes

Puedes crear una intriga, haciendo una pregunta que incentive la curiosidad.

Siempre debes mantener tu folleto breve y audaz.

Si quieres promocionar un producto o servicios, debes hacer que este hable por sí solo.

Tipos de un folleto informativo

Podríamos conocer los diferentes tipos de folleto informativo que existen debido a las páginas o cuerpos con los que cuentan.

Volantes o flyers

Este caso se compone de una hoja sin plegar y está impresa por una cara o por las dos. Los tamaños van a variar, pero los más usados son los rectángulos o cuadrados. Estos serán en una escala de A6, A5, 10×21 cm y A4 será el tamaño máximo.

Este tipo de folleto es comercial, de hecho es uno de los básicos, es sencillo y barato, por lo que se emplea muchas veces en campañas publicitarias o informativas que se necesiten sean masivas. El material puede distribuirse de forma independiente o también añadidos a publicaciones como periódicos, revistas, libros, boletines o catálogos.

Hay que tener en cuenta que el flyer, es un tipo de folleto que será muy parecido a los volantes, sin embargo este va a contar con un diseño mucho más simple, debido a que su objetivo es llamar la atención de una forma que resulte directa y rápida.

Dípticos

Este tipo de folleto puede estar plegado en dos partes o cuerpos que serían de cuatro páginas. Será similar a tríptico de menor escala. Los dípticos pueden contar con cuatro caras, dos serán externas y dos internas. Es decir que sería un folleto plasmado en una hoja que puede ser doblada en dos. Su formato es sumamente llevadero, debido a que sus dimensiones son pequeñas.

Esta es una opción que es usada continuamente en las estrategias de marketing de las empresas. Esto se debe a que es un elemento informativo que resulta sumamente práctico y no se requiere un presupuesto muy alto.

Este tipo de folleto va a contar un número reducido de caras, por lo que la capacidad de difusión. Debido que la lectura se hace en menos tiempo. La ventaja de usar el díptico es que su formato es sencillo para que se puedan leer textos de forma rápida, por lo que las ideas se exponen de forma concisa, igualmente se puede divulgar una información general de una marca o empresa.

El diseño de esta herramienta se basará en una portada. Esta será una característica que se repetirá en todos estos folletos. Las empresas van a mostrar su logo, slogan e imagen. Este medio es perfecto y práctico, debido a que se puede perfeccionar la información que se tiene junto a diferentes imágenes. En el interior del díptico se encontrarán textos que son directos, sencillos y de fácil lectura, debido a que su extensión es corta.

Este folleto puede brindar a sus clientes por medio de un medio impreso, digital o por buzoneo. Sobre esto último que mencionamos, dependiendo de la calidad que tenga se pueden obtener un mejor resultado. Es clave escoger un material bueno, un diseño que llame la atención y una ilustración que resulte perfecta. Es con esto que se puede asegurar que un díptico sea dinámico, durable y de buena calidad.

Trípticos

Cuando se hablan de los trípticos, se hablan de folletos que están pegados en tres partes o cuerpos, es decir que se tratan de seis páginas. Esta herramienta también será de las más usadas como estrategia de comunicación y publicidad de una empresa.

El tríptico es un método de comunicación que es de un tamaño pequeño y es muy popular debido a que cuenta con un diseño que es eficiente. Este puede ser enviado por correo electrónico, con el fin de lograr una gran difusión.

Sin duda esta es una alternativa publicitaria e informativa que tiene una gran demanda, debido a que puede hacerse con un presupuesto corto, además que es una técnica sumamente eficaz para aplicar en cualquier campaña.

Los trípticos, como mencionábamos antes va a contar con tres caras en el exterior, y la misma cantidad en el interior. Este puede plegarse hasta que se consiga el tamaño práctico y pequeño.

Por medio de este tipo de folleto es muy fácil de poder organizar de una forma directa la información que se quiere trasmitir. Del mismo modo, el texto se complementará con las imágenes.

Este tipo de folleto va a tener un impacto visual potente, todo debido al diseño, a la forma y al tamaño. Lo que señalamos va a permitir que se expongan las ideas de una forma fácil y que se pueda lograr el interés de los clientes.

Cuadrípticos

Se trata de un folleto plegado en cuatro cuerpos o partes, va a constar de ocho páginas. Hay que decir que no forma parte de los favoritos, por lo que no es común. Se caracteriza por tener ocho secciones que al doblarse se obtendrán cuatro partes.

Hay una infinidad de folletos informativos que normalmente cuentan con un mínimo de cuatro páginas, el máximo será de 46 páginas. El folleto que ponga en uso una marca se debe ajustar a la información que el mismo cliente quiere trasmitir. Con esto hacemos referencia a las características propias de un producto, de los servicios. En este punto será importante contar con creatividad para que se logre un buen diseño y que las ideas que se plasmen logren captar la atención que se necesita.

Tipos de folletos según el plegado

Folleto plegado en ventana: este tipo de folleto se va a usar en su mayoría para los cuadrípticos.

Folleto plegado en acordeón: se formará por dos o más pliegue que con paralelos con direcciones opuestas, mismas que se abren. Lo que permite que se pleguen varias páginas. Es recomendable para folletos que necesiten contar con muchos cuerpos como los polípticos, pero también pueden ser usados para cuadrípticos o trípticos.

Para el plegado y la impresión de los polípticos el papel debe ser de un grosor menor. El folleto de acordeón podría abrirse desde el lado derecho o izquierdo, por lo que el contenido debe ser coherente cuando el folleto en sí esté totalmente desplegada, al igual que cuando solo se ve una parte.

Folleto con plegado envolvente o en cilindro: este se formará por unos pliegues que se van a doblar repetidas veces sobre sí mismos. Cuando se logra abrir el folleto la información se mostrará de forma gradual, cuerpo a cuerpo. Por lo que el contenido necesita que se pueda leer y sea coherente con una serie de hojas individuales, como una tira continúa y única.

Folleto plegado en cruz: es necesario resaltar que este tipo de folleto se puede imprimir por las dos caras o por una. Se trata de un tipo de material que resulta complicado al momento de organizar el contenido que hay en él de una forma que sea coherente e independiente en cada una de sus caras.

¿Cuáles son las partes de un folleto informativo?

Cuando se hablan de las partes de un folleto se hace referencia a los elementos que lo componen y lo que lo hará funcional. Recordemos que un folleto es un documento que tiene como finalidad ser un texto para la promoción del producto o servicio de una marca.

Este formato también se puede usar para masificar el conocimiento de un tema específico. Es una buena herramienta, ya que el diseño hará que el texto logre que las personas presten mayor atención y les resulte interesante de leer. Pero, conozcamos parte por parte cuáles son los elementos que componen a un folleto.

Titular

Empecemos explicando cada una de las partes de un folleto informativo por el titular de la tapa. Este es el título general del folleto. Por lo general es el texto más llamativo. Luego tenemos los titulares internos, con esto nos referimos a los subtítulos que se van a desprender de un mismo tema.

Texto

En un folleto también se conseguirá un texto. Este debe ser legible, resumido y con calidad. En el texto se encontrará la información pertinente en diferentes secciones, de forma que se facilite la lectura y resulte entendible para el lector. Es por esto, que es recomendable que la información siempre abarque desde lo más sencillo hasta lo más complejo. De lo que es esencial hasta lo que sumará un valor extra. Se debe tomar en cuenta para quién se dirige el material y para qué le servirá la información.

Diseño

Cada uno de los folletos va a contar con un diseño, como lo mencionamos antes, esto es parte esencial. Se trata de la diagramación y la disposición que tienen tanto las imágenes como los elementos gráficos con los que va a contar el documento.

Se trata de la primera impresión que tendrá la audiencia de un producto o del servicio que se está promocionando. Es precisamente por esto que decimos que es uno de los elementos más importantes dentro del folleto para que se capte la atención del lector.

Este punto también va a incluirse los colores que se ponen en uso, la tipografía, el estilo de las diferentes imágenes y la diagramación. Será el enlace perfecto entre lo gráfico y el contenido.

Imágenes

En este punto se hace referencia propiamente a las gráficas y las imágenes que se encuentran en el texto. Estas imágenes van a estar completamente relacionadas al tema general que se desarrolla, debido a que serán la representación gráfica del tema. Es por esto que son una muy buena herramienta para que se pueda atraer al lector de una forma rápida.

Se requiere escoger imágenes que resulten atractivas e informativas. Pero se debe tener mucho cuidado, debido a que se recomienda evitar que el folleto sea un mar de imágenes. Caer en esto último no va a permitir que haya un equilibrio entre el texto y la imagen, cuando en realidad se busca que la imagen potencie la información expuesta.

Logotipo de cierre

No es un elemento obligatorio, pero sin duda dará una buena impresión a quien lo lee. Es recomendable incluir el logotipo de la empresa o marca que se está promocionando al final del folleto. Esto le recordará al lector quién está ofreciendo el servicio o producto. Además se muestra la identidad corporativa que se tiene.

Características de un folleto informativo

Se dirige a un público específico

El manejo que se le dé a la información va a depender en gran medida a qué público se está dirigiendo el folleto. Nunca será lo mismo que se destine este material a un público académico que a un estudiante, cliente o empleado.

Cada particularidad que tenga el destinatario va a determinar el tipo de folleto que se tiene que poner en uso. Así como también la cantidad de información presente, el diseño e incluso la forma en la que se hará llegar el documento. Todo esto con el fin de que llegue a las manos indicadas y con el formato correcto para que impacte.

Información pertinente

El folleto debe cumplir con la característica de resultar útil para sus destinatarios. La información que se dé en este debe resultar relevante para el lector.

Se debe buscar que el folleto no resulte como un recurso desechable, sino que el lector tenga el deseo de tenerlo y guardarlo para que se use como un material de consulta.

En el caso de que se trate de un folleto que se destine a vender un servicio o producto, la información debe ser capaz de mostrar los beneficios que se tienen, como la utilidad de los productos y los servicios que ofrecen para quien vaya a leer. Estos beneficios que mencionamos se deben resaltar a lo largo del folleto.

Claridad en contenido

Los folletos deben ser sumamente claros cuando exponga su información. El tema central que se quiere comunicar debe estar expuesto de una manera evidente.

Es beneficioso que se añada información que resulte complementaria, igualmente un dato que sirva de contexto o testimonio de personas que tengan una relación del tema que se está desarrollando. Pero, es importante que el tema central esté bien definido en todo el folleto.

El texto debe comprenderse

El texto presente en un folleto se va a caracterizar por ser simple y muy sencillo de comprender. Por lo general, los folletos van a contar con un espacio reducido. Es precisamente por esto que se requiere que se sintetice la información por medio de un lenguaje que sea directo.

El lenguaje que se use tiene que adaptarse con quienes reciben el folleto. Es decir, si el texto tiene como destinatario a niños, este tendrá unas características diferentes a las que se aplicarán cuando se dirija a un adulto.

Cual sea el caso, se debe conocer cada una de las peculiaridades que tiene la audiencia. Y en función con esto mismo, se usará el lenguaje que sea más conveniente. Sin diferenciar el lenguaje que se escoja, este debe asegurar que se pueda interpretar el texto de forma correcta. Un lenguaje que resulte difícil, complicado siempre va a suponer un obstáculo para la lectura y el entendimiento.

Por otra parte, el texto debe ser escrito de la forma correcta. Esto quiere decir: sin faltas ortográficas, con una gramática perfecta. De no hacerlo, el lector se va a dispersar y va a terminar dejando el folleto a un lado.

Tipo de letra

Otra de las características que es principal en un folleto es precisamente el tipo de letra que se pone en uso. La letra que se ponga en uso debe ser legible, atractiva visualmente y se adapte a la información que se está ofreciendo por medio del documento.

De todo esto que nombramos, lo esencial siempre será la legibilidad. Seguramente alguna vez te has encontrado con un diseño que resulta rimbombante con un tipo de letra que es llamativo por sí solo, pero es muy difícil de leer.

Ante este panorama, se debe tener en cuenta las posibilidades que hay en cuanto a la tipografía para que se logre leer el texto de una forma correcta y fluida.

Diseño llamativo

Como ya hemos dicho, el folleto va a buscar comunicar una información, y precisamente por la información se llegará a los lectores de una forma efectiva. Es necesario que el folleto resulte atractivo, que tenga un diseño armonioso, dinámico y se adapte al target al que se dirige.

Por lo dicho anteriormente es importante resaltar que el diseño facilite la lectura y que este no sea un obstáculo. Un diseño que sea llamativo podría darle énfasis a la información necesaria para que se comprenda en su totalidad.

Menos texto, en la medida de lo posible

Esto siempre se debe tener en cuenta: es clave que se evite el exceso de texto. ¿Por qué? Porque aunque el diseño resulte atractivo, tener mucho texto puede ser abrumador y se va a obstaculizar la lectura.

Un folleto tiene como característica ofrecer una información de manera simplificada. En unos casos los temas que se tratan podrían ser sumamente amplios o complejos, y la idea es que se puedan comunicar directamente y lo más sencillo posible. Esto debido a que el folleto se piensa para que la lectura pueda ser rápida.

Tabla de contenidos

De tratarse de un tríptico o díptico, lo que se recomienda es que se añada un índice de contenido. De este modo el lector puede tener acceso rápido a la información que le resulta interesante.

Tablas y gráficos

Recordemos que el folleto es una herramienta que se piensa en torno al lector, para que rápidamente tenga la información completa del tema que le interesa, este también puede ser un producto o servicio.

Existen recursos que ayudarán a que la información se pueda divulgar eficientemente. En los folletos se pueden usar tablas que sea explicativa, así como infografías o gráficos que van a facilitar que se comprenda el tema que se expone.

¿Cómo hacer un folleto informativo en Word?

Ahora, vamos a ir paso a paso de cómo se puede armar un folleto informativo:

Primer paso: definir el propósito del folleto

Para hacer un folleto lo primero que se necesita es definir el tópico, esto quiere decir el tema a tratar. De igual manera, también se debe saber cuál es el tipo de público al que se quiere llegar con el folleto. Cada uno de estos factores va a permitir que se tenga el enfoque ideal al momento de desarrollar el contenido.

Segundo paso: hacer una investigación exhaustiva sobre el contenido

Antes de hacer un folleto, se requiere hacer una investigación sobre el contenido que se expondrá en el documento.

Para tener un ejemplo, si se quiere hablar sobre los animales, es esencial que se averigüen sobre los distintos tipos de animales que hay, sus clasificaciones, su alimentación y cualquier otro dato. Esta información se puede conseguir por medio de internet, libros, videos o documentales.

Tercer paso: Elegir un título llamativo y los datos más resaltantes

Después de investigar, se debe elegir un título que sea llamativo para el folleto. También se debe hacer un resumen de la información que se consultó. Este resumen se pondrá de forma sumamente clara y precisa en el documento.

A lo largo de este proceso se debe elegir las fotografías o imágenes que van a acompañar al contenido. Este va a ser llamativo y apelará a la emoción de quien esté leyendo el folleto.

Cuarto paso: hacer el folleto ordenado y fácil de entender

En la actualidad se van a preferir los diseños en la computadora, debido a que es mucho más sencillo que hacerlo de forma manual. Hay muchos programas que cuentan con plantillas prediseñadas para que se hagan folletos llamativos y que son fáciles de comprender. Uno de estos es el mismo Word.

Se requiere que el folleto tenga un orden ideal. Esto quiere decir, los títulos, imágenes y el contenido debe estar distribuido de una forma sencilla y armoniosa. De esta forma se va a garantizar lo más importante que es la comprensión de la información.

Crear un folleto con una plantilla

Ahora, dentro del programa de Word se debe ir primero a archivo y seleccionar nuevo. Se debe escribir folleto en el cuadro de búsqueda que se encuentra en la barra superior. Luego seleccionar el ícono de búsqueda.

Cuando se consiga la plantilla que se quiere usar, solo se debe seleccionar y luego hacer clic en crear. Luego se debe seleccionar en archivo el guardar una copia para que se pueda guardar el folleto que se diseñó.

La plantilla es muy fácil de personalizar. Para hacer esto debes recordar todo lo que hemos repasado durante todo este artículo.

Ejemplos de folletos informativos

Para ir cerrando con toda esta explicación sobre el folleto informativo, te mostraremos algunas ideas para que se pueda evidenciar hasta dónde podría llegar la imaginación de una persona y lo importante que puede ser tener un formato de tríptico que sea original.

El folleto típico para darle publicidad a un establecimiento o bar, mucho más si es un sitio de gente joven se debe mostrar un diseño que sea divertido, con ilustraciones y la cantidad exacta de agresividad. Esto lo vamos a conseguir en las tonalidades fuertes del siguiente ejemplo, que van a estar bien combinadas.

Ahora tenemos el segundo ejemplo que es una carta de menú. La carta debe ilustrarse confirme a la temática que tiene el sitio. Si se logra tener una armonía entre el ambiente y la carta. Esto va a lograr puntos extras para que los clientes se queden interesados.

En la portada del folleto, las letras pueden ser más grandes ser recortadas, dejando que se entrevea una de las caras internas, para que se aproveche muy bien un juego de colores. Por último, tenemos esta idea que es atrevida. Esta es de contar con un relieve al momento de abrir un folleto. Esta logra sorprender a quien la abra. Además es súper original.

 

0 0 vote
Article Rating

También te va a interesar

Branded Content: Estrategia de mercado para cautivar

Hay una gran sobresaturación de información, por todos los medios, actualmente hay muchos vendedores y …

Subscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments