close

[Total:1    Promedio:5/5]

Seguramente te has encontrado muchas veces el término insight en el mundo del marketing digital. Pero, ¿sabes de qué se trata?

Un insight permite darle la solución a un problema, es una clave. Va a indicar el dato que te ayudará a resolver cualquier ecuación. Pero eso sí, él por sí solo no es la solución. Es solo un punto de partida para esa solución.

Cuando se hace marketing de contenido debes entender al consumidor, los insights serán vitales para poder producir una pieza que logre un impacto en el público. Estos datos que llamamos insight se obtienen por medio de la investigación profunda de la marca y del consumidor. Esto le permite a la marca o las empresas a conectar con su público, de forma adecuada.

Puede que encontrar el insight adecuado para así descubrir una gran oportunidad o la solución de un problema que no era visible anteriormente. Lo que quiere decir, que te permite ver los aspectos que no son tan tangibles de lo que piensa o siente el consumidor, por lo que se generan nuevas oportunidades para productos o estrategias.

Insight e Inbound Marketing

Integrar los insights en las estrategias de Inboud Marketing genera muchas ventajas. Con eso se puede nutrir a nuestro producto añadiéndole las demandas y necesidades que el usuario no había manifestado o que la empresa o marca desconocía. También mejora la estrategia de posicionamiento, ayudando a reforzar la fidelidad del consumidor con la marca.

Los insights son necesarios para que hagamos una buena estrategia, para esto hay que hacer una buena búsqueda que permita encontrar estos puntos que ayudarán luego a darle un respuesta apropiada a los problemas de los consumidores.

Encontrar buenos insights asegurará el éxito de las campañas. Hay que descubrir lo que piensa el consumidor, cómo se comporta, lo que siente y trabajar para cubrir estas necesidades.

¿Qué es el insight?

Si buscas el significado, seguramente te habrás encontrado con una lista de soluciones para la campaña. Pero es importante que sepas que esto se crean a partir de una búsqueda o investigación profunda, donde la observación, la intuición y deducción serán clave. ¿Cómo puedes encontrar un insight? Siendo curioso y observador.

La mente del consumidor

Para saber y dar con el insights de tu marca o empresa hay que estudiar profundamente a tu público, todo lo que se relacione con él. Entender todo, la suma de los hechos y mucha intuición. Y para poder meterte en la cabeza de tus clientes debes prestarle atención a la siguientes acciones:

Observar

Para que puedas entender lo que piensan sus clientes es sumamente necesario que los observes. Este paso será necesario y lo debes tener presente siempre. Por lo que podrás observar y entender lo que ha llevado a tus consumidores a  tener una conducta. También podrás detectar las expectativas que tienen tus clientes y si las cumples o no. Para ayudarte en esta tarea puedes hacer encuestas o entrevistas. También observando la información que se generen en los puntos de venta de tu producto.

Escuchar

Otro buen paso para tener un buen insight es saber escuchar. Aprovecha las vías de comunicación, como tus redes sociales, las llamadas, si haces email marketing, las encuentras, u cualquier otra vía que te sirva para entrar en contacto con tus clientes. Sumérgete en toda esa información que hay disponible, busca lo que piensa tu target sobre ti y lo que realmente está esperando.

Ya notarás que en la mayoría de las veces, serán ellos mismos quienes transmitan sus necesidades a través de estos canales de comunicación. No dejes pasar esto por alto.

Investigar

Ahora todo es mucho más fácil, gracias al internet se puede tener un acceso mucho más rápido a la información. Hay datos y estadísticas disponibles para quien realmente los sepa buscas. Así que usa esto para saber el comportamiento de tu público objetivo.

Opta siempre por tener una base de datos propia, esta muchas veces te sacará de un apuro y te darán una información reveladora. En ella podrás darte cuenta de los patrones de comportamiento de tus clientes, así como sus hábitos de consumo, sus gustos.

Entender al cliente

Una vez que ya investigaste, tienes todos los datos y porcentajes, hay que ir más allá. Debes entender a tu cliente, ponerse en su lugar y ser empático. Para esto te puedes preguntar:

¿Qué me gustaría? ¿Qué necesito? ¿Cómo podría arreglarme la vida? ¿Qué espero de la marca? ¿Qué haría si fuera un cliente de la marca?

Ejemplo:

Nestlé: La cena que no ves

En Navidad Nestlé usó uno de los mejores insights y la llamó La cena que no ves. Pero para explicarte mejor, te damos el contexto: en Navidad la familia se reúne, comparte, etc. Debido a un estudio, Nestlé se dio cuenta que “quien se encarga de preparar la cena disfruta de esta comida de una forma diferente”.

La marca usó ese dato, que podría parecer simple, para hacerle un guiño a ese segmento y así lanzó su increíble campaña en la que no se hace referencia directa a la marca. Sin embargo, la marca logró posicionarse y ganar notoriedad durante las fiestas.

¿Qué te pareció el artículo?