close

¿Qué es y cómo hacer networking?

Si la expresión “hacer networking” o “crear una red de contactos” te da miedo, no estás solo. Muchos creen que crear redes de contactos es antinatural y forzado, pero con un poco de reflexión y mucha práctica, te das cuenta que no es solo beneficioso para tu desarrollo profesional y personal, sino que en realidad es muy divertido.

El networking es una de las herramientas indispensables para sobrevivir en los negocios de hoy, ya que a través del networking sales de tu zona de confort y adelantas tus posibilidades de tener éxito en los negocios.

El networking profesional pretende crecer tu red de contactos con el fin de adelantar tu propósito comercial. El networking te permite conocer gente nueva o compartir con personas con quien haces negocios desde el teléfono y a los cuales nunca has visto. También te permite aprender sobre nuevos negocios y tendencias, y generar nuevos negocios.

El networking ayuda a construir relaciones profesionales a largo plazo que implican un beneficio para ambas partes. No solo conocerás muchas personas, también tendrás la posibilidad de crear relaciones profesionales solidas que impulsen a tu empresa.

¿Cuáles son los beneficios del networking?

1. Ganas recomendaciones sobre tus productos o servicios, lo que es similar a la publicidad de boca en boca.
2. Tienes más posibilidades de encontrar trabajo o aumentar tus ventas.
3. La mayoría de las personas tenemos, al menos, 250 contactos y a su vez, cada uno de ellos, otros contactos más (entonces aseguras, por lo menos, 1.000 personas que sabrán de tu negocio y nuevas opciones de proveedores).
4. Te ayuda a tener nuevas estrategias que puedes implementar en tu negocio basándote en la experiencia de otras personas.

¿Cómo hacer networking?

Acude a todos los eventos que puedas
Siempre y cuando, tengan relación con tu campo. Es decir, si tienes una empresa sobre diseño de modas, no es necesario que asistas a una conferencia de postres.

Pero a poco que tenga relación con tu sector, despeja tu agenda y acude a él. Sobre todo, si es a nivel nacional, lo organiza una empresa importante o acuden expertos en una materia que te interesa.

Tenlo todo preparado

Imagina que descubres que se celebra un evento de networking a 600 kilómetros de donde vives, pero es tan perfecto, que aun así decides acudir (con el gasto de tiempo y dinero que conlleva).
Pues todo ese esfuerzo no sirve para nada si no te preparas bien. Lleva tarjetas de visita para dejar a tus nuevos contactos, prepara una excelente página web donde puedan conocerte mejor y que tu marca este bien diseñada para que dejes una buena impresión.

Llega primero

Si llegas antes que nadie, las posibilidades de hablar con los ponentes, organizadores e invitados aumentan de forma exponencial.
Por no hablar de que te familiarizas antes con el entorno, te permite hacer lo que quieras sin prisas ni ajetreos y cuando comience el follón, te moverás como pez en el agua.

Estudia a los invitados

Nos referimos a que dediques un tiempo a conocer los perfiles de los ponentes y otros datos como: Su historia, sus éxitos, sus fracasos, datos de interés.

El motivo es que esto ayuda a empezar o participar en conversaciones y, en caso de haber turno de preguntas, a hacer mejores preguntas que llamen la atención de todo el mundo.

Conoce gente

Porque para eso vas. Deja la vergüenza a un lado y no tengas miedo de presentarte a los demás y, en caso de que te puedan los nervios, busca a alguien que lo haga por ti.

Pero no permanezcas mucho tiempo con la misma persona. Recuerda, se trata de crear varios contactos.

Presta atención y escucha

Salvo que tú o tu empresa sean uno de los destacados en el evento de networking, nuestro consejo es que escuches más de lo que hables.
No pasa nada si de vez en cuando, preguntas algo o intervienes para darte a conocer aportando algún dato interesante, pero en general, lo ideal es que prestes atención. Esto te ayuda a conocer mejor a las personas y genera mejores vínculos.

Evita temas sensibles

Política, religión y otros temas que generen polémica no saldrán de tu boca. Es más, si alguien los propone es mejor que no participes en la conversación.

Otra cosa son los asuntos relacionados con tu sector que puedan crear debate. En este caso, y siempre de forma respetuosa, no hay ningún problema en exponer tu punto de vista.

Aportar argumentos sólidos y demostrar que eres capaz de defenderlos sin faltar al respeto es una cualidad muy bien vista por los demás.

Ofrécete a ayudar

La mejor predisposición con la que puedes ir a un evento de networking es con la de ayudar a los demás.

Créenos, si la gente detecta que estás allí para hacerles la vida más sencilla, atraerás a muchas personas y tu red de contactos crecerá como la espuma. Y más adelante, ya verás cómo te pueden ayudar ellos a ti.

Mantén los contactos

Porque de nada sirve todo el trabajo si una vez terminado el evento, no vuelven a saber de ti. Las relaciones son como una planta, hay que cuidarlas un poco todos los días para que permanezcan sanas y fuertes.

Así que de vez en cuando, manda un correo electrónico o comenta en sus redes sociales o blog.

Te puede interesar: ¿Qué es la viabilidad de un proyecto?

0 0 vote
Article Rating
[Total: 1   Promedio: 5/5]

Ultima actualización el por 🚀 Dabelis 🔥

Subscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments