close

[Total:1    Promedio:5/5]

Los buyer persona son aquellos personajes creados por las empresas para tener una figura que represente a su cliente ideal. Estos personajes se crean a partir de todas las características que tiene el target o público objetivo de las empresas. Desde allí es donde se parte para crear este personaje o varios de estos para tener una idea de cómo será su comportamiento ante diversos estímulos y estrategias creadas para conseguir los objetivos que se proponga la empresa.

En post anteriores hablamos de lo que era el target, ahí definimos su concepto y la importancia del mismo. Deben tener en cuenta que antes de querer crear sus buyer persona es necesario hacer el trabajo previo de investigación para definir correctamente su público objetivo, sin esto sería imposible realizarlo o simplemente el buyer persona creado no será el ideal para sus marcas.

¿Por qué es importante definir un buyer persona?

Crear esta figura puede servir para realizar campañas estratégicas orientadas a un tipo de persona que se encuentra dentro del público objetivo. Por ejemplo, sabemos que todos los productos o servicios tienen distintas audiencias, como la primaria, secundaria y la anti audiencia.

Entonces, si queremos dirigirnos específicamente a personas que se encuentran en nuestra segunda audiencia, sería de gran ayuda crear un buyer persona que está ubicada allí. Se crea un perfil a partir de la información que tenemos recabada y que conocemos de nuestro público objetivo y de allí nacerá un personaje con características muy reales y del cual podremos predecir sus posibles acciones y reacciones ante nuestras estrategias creadas.

Es importante tomar en cuenta además, las características de los clientes satisfechos o no, si el producto ya se encuentra en el mercado.

¿Existe alguna diferencia entre buyer persona y público objetivo?

Están relacionados pero son dos cosas distintas. El público objetivo es ese gran segmento en el mercado, esa población de hombres o mujeres con un rango de edad definido, por lo general de gran tamaño, que son las personas a las que nuestro producto o servicio está dirigido. Podemos emplear muchas estrategias y campañas para todo el segmento y de igual forma encontrar resultados, pero cuando queremos que sea algo más específico entra a escena el buyer persona, que es un personaje bien definido.

Por ejemplo, José Alvarado de 34 años, diseñador gráfico, amante de la música y los videojuegos, sentimental, muy sociable y con gran interés sobre la astrología. ¿Ven las diferencias? En el primer concepto hablamos de una población en general, que aunque tienen características definidas gracias a la investigación de todas las variables y factores necesarios, no se parece tanto al segundo concepto, ya que en ese hablamos de una persona en específico. Verán también las diferencias al momento de crear campañas o estrategias dirigidas para cada uno de los casos, ya que no será la misma ejecución ni las mismas estrategias.

¿Cómo crear al buyer persona correctamente?

Luego de hacer las investigaciones necesarias, pasando por las que ya se realizaron para definir el público objetivo, y esta vez nos referimos a las hechas en los clientes actuales, podemos comenzar a definir a uno o varios buyer persona para nuestra empresa. Inicialmente, debemos unificar toda esta información recolectada, elaborar un informe con las características de nuestro personaje en cuestión. Toda la empresa debe tener acceso a esta información, de modo que puedan sacarle el mayor provecho posible.

Entonces, para definirlo, debemos tomar en cuenta las siguientes características:

– Un nombre ficticio. Recuerden que este personaje es mucho más específico que los que están dentro del target, esta es una persona o cliente ideal de su empresa, por lo tanto debe tener un nombre y apellido.
– Definir edad y sexo. Se debe saber con exactitud todas las características del buyer persona, de esta manera será mucho más fácil crear estrategias y promociones que puedan interesarle.
– Nivel de educación, cuantos idiomas habla. Información de este tipo es sumamente necesaria para la construcción del mensaje, a partir de aquí, sabremos qué decirle y cómo.
– Canales de comunicación más usados. Tener información acerca de los medios que usa para comunicarse es fundamental, de este modo podremos tener bien definido por donde atacaremos y llegaremos al buyer persona.

Crear un buyer persona es bastante efectivo cuando queremos llegar de manera eficiente a nuestros clientes ofreciéndoles realmente lo que ellos necesitan y solucionando sus problemas de manera eficaz. Una recomendación es que cada vez que tengan una idea o quieran lanzar una campaña es preguntarse, ¿le interesará esto a José Alvarado? O el nombre que definan para su buyer persona. Cómo ya lo conocen muy bien, podrán predecir si José atenderá de buena manera o no a las estrategias que ustedes estén creando.

¿Qué te pareció el artículo?