KPI

¿Qué son los KPIs y para que se utilizan?

Si aún no encuentras la definición de KPI, es la abreviación de Key Performance Indicator, o también conocidos como, un “Indicador Clave de Rendimiento”.

Es muy importante para ti, como dueño o responsable del área de marketing, saber dónde estás en el momento actual y a dónde te diriges con la estrategia de marketing digital que estás implementando. Para esto debes determinar los indicadores claves de desempeño (KPI).

Estos indicadores te permiten medir, comparar y evaluar el desempeño de tu estrategia sin perder tiempo y horas de trabajo; por el contrario, influye de manera efectiva en la obtención de resultados deseados.

Es vital, antes de ejecutar cualquier tipo de estrategia o acción de marketing, establecer los KPIs que van a medir su éxito o fracaso para no perder ese tiempo. Si no los has establecido, ¿cómo vas a saber si esa acción te ha servido para algo o si realmente no has ganado nada con ella?

¿Cómo reconocemos un buen KPI?

Para que podamos decir que un KPI está bien definido deberíamos aplicar lo que se conoce como Criterio SMART, es decir, asegurarnos de que es: Específico, medible, realista y con un tiempo determinado.

Ya que nuestro KPI debe identificarse con un aspecto específico de cara a poder hacer una comparativa de mejora. Cuanto más específico sea, más sencillo será medirlo. Y debe ser medible para poder valorar el progreso. Además, un KPI que no sea alcanzable no generará nada más allá que frustración.

Y por supuesto debemos ser conscientes de los recursos de los que disponemos para conseguir superar el KPI antes de marcarlo como objetivo.

Se puede usar los indicadores en todas las áreas del negocio, comenzando en el área de producción hasta el área de ventas; siempre teniendo como objetivo principal evaluar los progresos en los objetivos fijados en un período de tiempo determinado.

Un propósito para usar los “KPIs”, además de permitirte saber cómo van las cosas en el negocio, es que te ayuda a concentrar la atención en las tareas y procesos que han sido determinados como los más importantes para avanzar hacia las metas y cumplir con los objetivos propuestos.

KPI utilizados con más frecuencia por las empresas 

Podemos diferenciar muchísimos tipos de KPI. Por ejemplo, dentro del marketing digital, según el tipo de campaña o el tipo de canal, podemos definir KPI de aumento de comunidad, de alcance total o de engagement.

Sin embargo, estas KPI son las más utilizadas en las empresas por su practicidad, eficacia y obtención de resultados: Costo de adquisición de clientes, Valor de vida del cliente, Retorno sobre la inversión, el tráfico web o datos relacionados, Métricas de redes sociales, y la Tasa de conversión de una página de destino.

¿Cómo aplicas cada uno de ellos?

Sin duda el costo de adquisición de clientes es uno de los KPI más adoptados por las empresas. Esta permite saber el costo de adquirir un nuevo cliente, en este caso se calculan los costos asociados con las campañas de marketing con la cantidad de nuevos clientes adquiridos en el mes, así comprenderás cuánto necesitas invertir para convertir a más visitantes en leads calificados (LQM).

Y luego de que comprendas cuánto cuesta adquirir un cliente, necesitas saber cuánto vale y para ello debes tener muy claro el ingreso te representa cada uno, tomando en cuenta su “período de vida como cliente”.

Y como siempre hay una conexión en el mundo del marketing calcular el retorno Sobre la Inversión (ROI) en tu empresa es clave para ayudar a evaluar el desempeño de tus campañas.

Luego de todo esto es imprescindible conocer el tráfico de tu web con el fin de calcular la eficacia de los esfuerzos en la estrategia de marketing digital, así como tener las métricas de redes sociales. Twitter, Instagram, Facebook, LinkedIn y Pinterest te facilitan diversos números que valen la pena que analices.

Todo concluye a que una buena Landing Page bien optimizada puede tener poco tráfico, pero tiene un porcentaje de conversiones alto, mientras que otra Landing Page mal optimizada puede tener mucho tráfico con conversiones muy bajas.

Una vez que hayas cumplido con todos los pasos para tener los KPIs necesarios para tu empresa, podrás respirar y gritar victoria pues has terminado una de las partes más difíciles de todo el proceso.

Ahora tienes que establecer los lapsos de tiempo en el que medirás cada KPI, compararlos, analizarlos y tomar las decisiones pertinentes para el bien de tu negocio.

 

0 0 vote
Article Rating

También te va a interesar

Branded Content: Estrategia de mercado para cautivar

Hay una gran sobresaturación de información, por todos los medios, actualmente hay muchos vendedores y …

Subscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments